lunes, 12 de mayo de 2008

¿FALTA DE AGUA EN LEVANTE?, ESCANDALO Y TOMADURA DE PELO

Hay algunos valencianos que se merecen el odio que ellos desatan en parte de España. No tienen medida ni control, lo quieren todo y despues piden solidaridad con ellos, que despilfarran el agua que tienen, en vez de ahorrar.Quieren quitar el agua de la boca a niños, mujeres y hombres residentes en las comarcas que beben del rio ebro para venderla a Danone y enriquicerse. ¡Si señor! ¡Con dos Cojones!

La Comunidad de Regantes de Villena (Alicante), una de las más activas a la hora de criticar la política hídrica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, autorizó el miércoles la venta de parte de los recursos de su acuífero a la multinacional francesa Danone para la puesta en marcha de una embotelladora de agua mineral de la marca Font Vella. La planta se instalará, al menos parcialmente, en unos terrenos propiedad del presidente de los regantes villenenses, Andrés Martínez (Por supuesto je je )

Lo hizo el mismo día en que los presidentes de la Comunidad Valenciana y Murcia, Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel, respectivamente, junto al presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, anunciaban movilizaciones para exigir que el agua del Ebro llegue a los sedientos campos del sur de Alicante, Murcia y Almería. Martínez ha sido protagonista relevante de la guerra del agua alentada por el PP valenciano. En los últimos años ha promovido y encabezado decenas de actos y manifestaciones en demanda de agua, denunciando la sobreexplotación de sus esquilmados acuíferos y demandando agua de calidad para el trasvase Júcar-Vinalopó.
Nada de ello le impidió el pasado miércoles aprobar la cesión de entre 0,2 y 0,7 hectómetros cúbicos de agua al año a la multinacional francesa Danone a cambio de 240.000 euros. El precio que percibirán los regantes será de 1,20 euros el metro cúbico, y se destinará a la modernización de sus regadíos, según Martínez. Presidencia de la Generalitat eludió cualquier comentario sobre contradicción tan flagrante entre los hechos y las reivindicaciones y se limitó a señalar que se trata de una "iniciativa privada".

Queda, pues, al descubierto, la escandalosa estrategia de Martínez, que negocia y saca beneficio económico de los ¿no tan sobreexplotados acuíferos? del noroeste de Alicante. El acuerdo inicial de la Comunidad General de Regantes de Villena contempla la cesión de un caudal de 0,2 hectómetros cúbicos, ampliable hasta 0,7, con los que se podrán embotellar 200 millones de litros al año, que se ampliarán hasta los 700 millones a medida que se amplíe. Para ello, los agricultores acordaron dejar sin producción 200 hectáreas de regadío, con lo que ahorrarán 0,7 hectómetros cúbicos. La empresa les pagará 240.000 euros anuales, con lo que el metro cúbico lo cobrarán a 1,2 euros.
Es una autentica tomadura de pelo que se diga que los acuíferos están sobreexplotados y que no hay agua y a continuación se venda a precio de oro para embotellar.
Este acuerdo cuestiona frontalmente las reivindicaciones de los agricultores y regantes de la zona que en numerosas ocasiones han exigido más agua y de mejor calidad. De hecho, La Comunidad General de Usuarios de Alto Vinalopó, a la que pertenecen los regantes de Villena que han aprobado la venta de parte de su agua para regadío a Danone para ser embotellada, mostró ayer su malestar por este hecho, ya que echa por tierra su reivindicación del agua. Lo consideran un totalmente «inoportuna».
Quien denuncia que falta agua y quiere el trasvase del Ebro, sea convertido en el promotor de la venta de agua, es decir, se va a enriquecer a costa del agua. ¿Alguien se cree qué van a dejar de regar 200 Hectareas de huertas? Noooo. Seguirán regando, se enriquecerán vendiendo el agua para embotellarla y luego pedirán la de otras comunidades para seguir regando más, haciendo campos de golf y urbanizaciones. No tienen verguenza. ¿Y estos dicen que en Aragón no son solidarios? Y mientras tanto los agricultores manchegos siguen muertos de sed. Esto es una desfachatez sin precedentes.
Yo, como valenciano, siento vergüenza mucha vergüenza. Una vez mas se ha demostrado que la guerra del agua, no existe como tal, el pp esta usando el agua para para desgastar al gobierno de zapatero, creando polemica donde no la hay y buscando el enfrentamiento publico. Sres del pp, sigan dividiendo España con intereses particulares, al final TODOS recogeremos mas de lo que sembremos, aunque no lo reguemos.
Hay algunos valencianos que se merecen el odio que ellos desatan en parte de España. No tienen medida ni control, lo quieren todo y despues piden solidaridad con ellos, que despilfarran el agua que tienen, en vez de ahorrar.
Señores valencianos/as, en adelante, cuando tengan que llenar la piscina, regar su campo de golf, o regar su huerta vayan al supermercado y compren botellitas de la marca font vella pero nunca jamás vuelva a pedir agua del Ebro. ¡Gracias!

Yo, como valenciano, quiero pedir humildemente perdon, a manchegos, aragoneses y catalanes (sobretodo a los agricultores) por querer quitarles el agua tan insolidariamente. Lo siento en lo mas profundo de mi alma.
JOSE PEDRO

2 comentarios:

Javivi dijo...

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre trasvases del Ebro. Los dirigentes del PP valenciano y murciano no quieren diferenciar entre el trasvase a Barcelona y el trasvase derogado por el gobierno de Zapatero que iba a llevar agua a la Comunidad Valenciana y Murcia, pero hay diferencias sustanciales entre los dos proyectos. La primera de las diferencias es que el trasvase a Barcelona no es nuevo, se trata de alargar la tubería que ya estaba en funcionamiento y lleva agua hacia los regadíos de Tarragona, en cambio en trasvase que exigen los dirigentes del PP es completamente nuevo.
La segunda diferencia sustancial es la utilización que se le quiere dar al agua en los dos proyectos. El agua que llegue a Barcelona será utilizada exclusivamente para consumo humano y solo estará operativo hasta que se concluyan las obras de la nueva desaladora que se está construyendo actualmente. En cuanto se concluyan las obras, no solo dejará de fluir agua del Ebro a Barcelona, sino que el caudal del trasvase podrá ser reversible llevando agua sobrante de Barcelona a las tierras de regadío de Tarragona, evitando que se obtenga agua del Ebro. En el caso del trasvase a Valencia, no se ha concretado para qué se utilizaría el agua. Presumiblemente para regar campos de golf y abastecer al nuevo proyecto de Marina D’or Golf, que se trata de un nuevo complejo turístico del que se calcula consumirá tanta agua como la ciudad de Albacete. Todo esto en la provincia de Castellón, en la cual, no sobra ni una gota de agua. Además, el trasvase a la comunidad valenciana iba a ser permanente.
La tercera gran diferencia es el caudal de agua que se sacará del Ebro en los dos proyectos. La conducción de agua hacia Barcelona, actualmente ya se está sacando agua del Ebro para las tierras de regadío de Tarragona y según el estudio de viabilidad, se trata de conducir el agua sobrante hacia Barcelona, pero insisto, solo hasta que se termine la desaladora. En cambio, el trasvase hacia Valencia iba a llevar un caudal varias veces superior y de forma permanente. Esto supondría un peligro para la reserva del Delta del Ebro, puesto que al llegar menos agua del río, el mar ganaría terreno al agua dulce y se pondría en peligro el hábitat natural de la reserva, única en España y posiblemente de Europa.
En mi opinión, lo primero que se debe garantizar es el consumo de agua de la población, una vez el consumo humano esté garantizado, el agua debe de ir para la agricultura, después para la industria y, por último, para los complejos turísticos. Si este orden de prioridades se trastoca es cuando un proyecto de trasvase, que ya de por sí no respeta el hábitat de los ríos trasvasados, debe derogarse. Lo que está ocurriendo en esta llamada guerra del agua, es que este preciado bien se está utilizando como arma política del PP contra el PSOE en un clarísimo intento de desgaste político del gobierno, manipulando a la población con discursos carentes de toda lógica en los que ni siquiera se llega a argumentar la conveniencia o no de los trasvases.
Con todo esto me hago una pregunta, ¿Cuál es la razón por la que la Comunidad Valenciana y Murcia no quieren hacer plantas desaladoras de agua de mar como la que se está construyendo en Barcelona o como las que ya funcionan, por ejemplo, en Canarias? A mi modo de ver, la respuesta es simple, se trata de que no decaiga la confrontación política del sector más duro y radical del PP hacia el gobierno de España.

Javivi dijo...

El Levante español, en las últimas décadas se ha ido desecando y en la actualidad, como pasa en gran parte de España, no sobra agua y más bien falta. Este problema se ve agravado por el aumento de población tanto autóctona como de los miles de turistas que acuden atraídos por las bondades de esta tierra. Por este motivo, si los gobiernos fuesen responsables, deberían de haber limitado la oferta turística para que fuese sostenible en cuanto a los recursos de la propia región. Lamentablemente se ha hecho todo lo contrario. Empresarios de la construcción sin escrúpulos con ansia desmedida por hacerse millonarios, en connivencia con los dirigentes regionales, han sembrado este litoral de hoteles, urbanizaciones aberrantes y campos de golf para unos pocos privilegiados. A esto se le llama “la cultura del pelotazo” en la que “todo vale” para hacerse rico. Y esto, entre otras cosas, supone que el consumo de agua se ha disparado.
Ahora estos gobiernos irresponsables piden agua, pero la piden a otras comunidades que no tienen la culpa de los desmanes de los demás, y si se niegan, encima les llaman insolidarios. Toma ya… es como si a mi hermano y a un servidor nos dieran 1000 Euros a cada uno y yo, ni corto ni perezoso, me los fundo en las tragaperras. Como ya no tengo pasta se me ocurre pedírsela a mi hermano, pero este, con razón, se niega a dármela. Entonces yo, sin sentirme avergonzado con mi “hazaña”, le pongo a parir. ¿Alguien cree que tengo razón al insultar a mi hermano?... pues eso…

El mal ya está hecho pero, ¿se va a hacer algo, en la medida de lo posible, para que no vaya a más? Pues fíjate que no, es más, hay proyectos suficientes para incrementar sustancialmente el consumo de agua de la zona, ¿se han vuelto locos? Esta vez, la locura no tiene nada que ver, lo que pasa es que esta gente tiene tanta ambición por el dinero que no les importa arrasar con todo para conseguirlo. Una pena…