martes, 6 de mayo de 2008

"Quiero desnudar la hipocresía de mi tío"

La familia de Rouco Varela ya había denunciado con anterioridad el comportamiento del cardenal al relacionarse con los suyos. Sin embargo, Magdalena Rouco ha ido aún más lejos y ha decidido desnudarse en las páginas de Interviú con el fin de denunciar la actitud de su tío, al que ha acusado de interesarse “sólo” por el poder y de “repetir que la familia es sagrada, que hay que respetarla y luchar por ella, pero luego él desprecia y abandona a la suya”.

La cita con el Papa
Este abandono comenzó tras la muerte del padre de Magdalena, hermano del propio Rouco Varela. El cardenal “mintió” a la familia y le comunicó a la joven que no podía acudir al funeral porque tenía una cita con Juan Pablo II, cita que, tal y como sostiene su sobrina, jamás se celebró.

El hermano y el primo
A partir de ese momento la relación empeoró. Magdalena Rouco lo achaca a que “somos pobres” y a que su hermano “cumple condena por robo”. Sobre esto último su primo, el obispo de Lugo (Alfonso Carrasco Rouco), le pidió a Magdalena que guardara silencio porque “puede hacerle mucho daño al tío”.

“Una especie de santo”
No siempre fue así. Magdalena reconoce que de pequeña sentía admiración por su tío. “Mi padre nos hizo ver a mis hermanos y a mí que mi tío era un ser superior, una especie de santo”, aclara.

Rengando de los jerarcas
Pero la nueva actitud de Rouco Varela le ha hecho cambiar de idea. No sólo desprecia a su tío, por el que ha llegado a desnudarse, sino que mantiene que, aunque sigue creyendo en Dios, ha renegado tanto de la Iglesia como de sus jerarcas. Y Rouco Varela es uno de sus jerarcas más importantes, tanto por su condición de cardenal como por su cargo de presidente de la Conferencia Episcopal Española, cargo que Magdalena ha lamentado que haya obtenido porque “los católicos no se merecen a una persona así”.

Este es el puto hipócrita:


Otra foto de la sobrinita:










4 comentarios:

MARIA ISABEL dijo...

No me extraña lo sucedido con la sobrina del arzobispo de Madrid. La iglesia católica es el peor enemigo de la institución que tanto dicen defender: la familia. El clero no es más que una masa de rufianes indignos de la especie humana. Los sacerdotes católicos desprecian a la familia y, además, ni siquiera la entienden, pues se supone que no forman una a lo largo de sus vidas. Aunque eso del celibato es otro cuento para los ingenuos que se lo quieren creer, ya que los sacerdotes son muy activos en lo sexual, ya sea violando niños o acostándose con feligresas casadas. Ésa es la doble moral de la iglesia católica, una institución repugnante y que debería desaparecer por el bien de la humanidad. Hago llegar mis felicitaciones a Magdalena por desenmascarar al monstruo inmoral de su tío, el cardenal Rouco Varela, representante de lo más oscuro e inhumano de nuestro mundo.

Un besito Josicooo mioooo

Javivi dijo...

La Iglesia Católica Romana es hipócrita, esto a nadie le debería de sorprender. Algunos católicos radicales se sienten insultados cuando les comentan esta gran hipocresía pero, ¿cómo se puede explicar, por ejemplo, que los curas hagan voto de pobreza y la Iglesia Católica sea una de las instituciones privadas más ricas de este país? Cuando se plantea esta disyuntiva, los católicos radicales te dan explicaciones de lo más variopinto, las cuales hace que a un servidor se le escape desde una risita a una gran carcajada, y todo por no querer reconocer este hecho objetivo.
También es difícil de explicar que vayan pregonando “dar de beber al sediento y de comer al hambriento” mientras que la ayuda que presta la Iglesia al tercer mucho sea un tema secundario para esta institución. Me molesta que los religiosos, que son tan “buenos“ y “bondadosos”, estén más preocupados por temas como el aborto, la eutanasia, el uso de anticonceptivos, los matrimonios entre personas del mismo sexo y quien gobierna este país, que por el hambre que sufren millones de personas. Ya lo dice el refrán “A Dios rogando y con el mazo dando”.
Y que decir de la familia. El concepto de familia ha cambiado debido a la evolución de la sociedad. Antes, la familia era un matrimonio con hijos, pero en la actualidad hay también familias monoparentales y familias con dos adultos del mismo sexo. Me parece inconcebible que la Iglesia solo respete un tipo de familia y no al resto. Los católicos radicales se han manifestado en varias ocasiones con el argumento de que la familia está en peligro... ¿qué peligro?, ¿acaso esta sociedad pone trabas a la familia tradicional?, ¿se castiga a los matrimonios heterosexuales que deseen tener hijos? Lo que está claro es que la sociedad avanza muy deprisa y la Iglesia trata de mantenerse inmóvil en un pensamiento y modo de obrar propios de la Edad Media. Así les va, solo hay que echar la vista 40 años atrás y comprobar cuántas personas iban a misa entonces y cuántas van ahora. “Modernizarse o morir”, esto último es lo que le va a pasar a la Iglesia como siga así.

Cranky dijo...

No creo necesario el comentario "Este es el puto hipócrita". No hace falta insultar, puede parecerte mal su forma de actuar pero tampoco se merece un calificativo así.

Respecto a la sobrina la verdad es que me parece ridícula su forma de actuar. Desnudarse para qué?. Lo que le pasa a esa tia es que tenía ganas de sacarse un dinerillo posando en pelotas y atacar a su tio es la excusa. Menudo acto de denuncia.

El único que sale beneficiado con todo esto es la revista interviu.

Jose Pedro Monferrer Monfort dijo...

CRANKY ... una persona que dice publicamente que hay que apoyar a la familia y dirige en España una confesión religiosa cuyo principal precepto es la ayuda al mas necesitado y que tiene los huevos tan grandes como para no ir al funeral de su hermano porque su sobrino (el hijo del difunto) tiene
problemas con la droga y esta cumpliendo una condena por robo (quien necesita mas ayuda que este cahval???) no tendrá NUNCA JAMAS mi respeto.
Yo no soy religioso, quiza por eso nunca ha pasado por mi imaginación, machacar ni hundir aun mas a nadie por haber estado en la carcel o porque consuma drogas, al contrario, si puedo trato de ayudarlos/as. No entiendo porque los católicos no. Conozco muy bien la biblia y no dice eso en ningun sitio.