miércoles, 18 de junio de 2008

EL OPUS DEI ES UNA SECTA.

SECTAS DESTRUCTIVAS Y GRUPOS DE RIESGO Eloy Rodríguez-ValdésPsicólogo-Sexólogo
INTRODUCCIÓN
Características, funcionamiento y consecuencias psicosociales del fenómeno sectario.
El tema de las Sectas Destructivas, o también llamadas Sectas Religiosas Destructivas, plantea no sólo un problema social de índole delictivo, de estafa y evasión a la hacienda pública, o de penetración en los diferentes sectores de la sociedad, entre otros muchos sino, fundamentalmente, un problema de salud pública. Porque las sectas destructivas a fin de cuentas son única y exclusivamente eso: Un auténtico problema de salud que está afectando cada vez a mayor número de personas de nuestra sociedad, y que detrás de esta captación de adeptos solamente existe un único y principal motivo: El dinero. Sin embargo, dentro de la variedad y formas delictivas que las sectas destructivas acometen contra la sociedad, cabe resaltar dos por su amplia envergadura y su enorme peligrosidad. El primero de ellos es la cada vez mayor infiltración de las Sectas Destructivas en los distintos poderes y esferas sociales, destacando especialmente el político, judicial, la abogacía, el educativo y, sobre todo, el empresarial e industrial (Un claro ejemplo es el OPUS DEI).

El segundo, si no fuera por lo patético y crudo de su realidad, movería quizás a la incredulidad. Se trata de las consecuencias negativas y graves de los niños que nacen dentro de la mayoría de Sectas Destructivas, o bien son criados y se desarrollan dentro de su ámbito. Los niños son "educados" (si a ello se le puede llamar educación) dentro del represivo, contraproducente y estrecho marco doctrinal del grupo sectario. Y es precisamente aquí donde radica el peligro: "A estos niños se les acaba incapacitando totalmente para cualquier posibilidad de integración al medio social, cultural y educativo exterior y ajeno a la secta.

Los niños no viven su niñez de una manera normal sino enormemente nociva: La fuerte carencia de estímulos, la supresión y manipulación de las emociones y la prohibición de exteriorizarlas libremente, el deterioro en el crecimiento psicológico, la incapacidad de discernir lo que es correcto de lo incorrecto, la nula o escasa escolarización, los abusos sexuales y palizas pero, sobre todo, las alteraciones y problemas de tipo psicológico que va sufriendo el infante desde su más temprana edad. Se podría mencionar los sentimientos de culpa, los estados de ansiedad, inseguridad, miedos irracionales, insomnio, sentimientos depresivos, y un largo etcétera.

El peligro de las Sectas Destructivas no es algo ficticio, imaginario sino, desgraciadamente, algo real que está aumentando continuamente, y salvo contadas excepciones, ante la pasividad, ignorancia e incompetencia de los poderes estatales y locales correspondientes. Uno de los hechos que más llaman la atención es que algunas Sectas Destructivas han conseguido perfeccionar de tal forma sus campañas de relaciones públicas, que han llegado a conseguir un alto grado de aceptación social, incluso entre los profesionales más cualificados. Llama la atención que cada vez más profesionales de sólido prestigio suelen asistir a conferencias, cursos y seminarios patrocinados por determinadas Sectas Destructivas (destinadas a científicos, abogados, médicos, psiquiatras, psicólogos, políticos, clérigos, académicos, etc.) a las cuales les están otorgando un aire de legitimidad. A pesar de que estas personas no saben o no les importa la vinculación que las sectas destructivas tengan en tales actos o reuniones, su simple presencia en tales actos puede ser interpretado como una aprobación indirecta a las actividades de las mismas. La diversidad de actos delictivos imputables a la mayoría de las Sectas Religiosas Destructivas es enorme; prácticamente abarcan todo el espectro de delitos de cualquier código penal. Delitos como el tráfico de armas, venta de bebés, evasión de divisas, asesinatos, narcotráfico, prostitución obligatoria, amenazas, envenenamiento, estafa, contrabando, agresiones, robo, abusos y violaciones sexuales, secuestro, etcétera.

Precisamente, por su comportamiento y dinámica delictiva, muchas de estas Sectas Destructivas han sido expulsadas de bastantes países o bien prohibida su entrada en otros tantos. Están los casos de la Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Criminón, etc.), de Ananda Marga, del Instituto Lingüístico de Verano, de TFP (Tradición, Familia, Propiedad), de la iglesia de la Unificación (secta Moon), etc.

SECTAS DESTRUCTIVAS Y GRUPOS DE RIESGO
Aunque en un primer acercamiento pudiera parecer que ambos tipos de colectivos son lo mismo o muy similares, sin embargo, la realidad demuestra que las Sectas Destructivas (o Sectas Religiosas Destructivas) difieren en muchos aspectos de los llamados Grupos de Riesgo, siendo mucho más peligrosas, a nivel del individuo y de la sociedad, las primeras que los segundos sin menospreciar ni infravalorar, no obstante, la gravedad y el potencial de riesgo de estos últimos.
Sectas Destructivas

Es oportuno mencionar lo que es una Secta Destructiva, su posible clasificación, las características que las definen y el nivel o grado de peligrosidad que pueden representar en función de la estructura y dinámica de cada una de ellas.

Una secta destructiva es un grupo o movimiento totalitario que se suele presentar bajo variadas formas de asociaciones (es la fachada), tales como, religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación de toxicómanos, etc. que exige, además una absoluta devoción o dedicación de sus miembros al grupo y a determinadas personas e ideas; que emplea técnica de manipulación, persuasión, control mental y de modificación del pensamiento; cuyo único fin de dichas técnica es conseguir los objetivos del líder, o líderes, del grupo (en detrimento siempre de los adeptos), destacando principalmente el enriquecimiento económico de dicho líder a costa de la explotación de los adeptos; que provoca, asimismo, en éstos una total dependencia al grupo; que los dañan psicológicamente anulándoles o disminuyéndoles su voluntad y raciocinio; que les obligan a dar una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, casas, bienes, joyas, etc.); obligando también a los adeptos a romper, parcial o totalmente, con su entorno social, familiar, sexual, de pareja, de ocio, de amistad, trabajo, etc., y que en muchísimos casos se dan auténticos abusos y agresiones físicas en todas sus modalidades. Las Sectas Destructivas se pueden CLASIFICAR en cuatro grandes grupos, a saber:

Sectas Destructivas: Serían aquellas sectas destructivas que no se encuentran clasificadas en los otros tres grupos. Abarcaría a las sectas más importantes, peligrosas, numerosas en cantidad de adeptos y muchas de ellas con varias décadas de existencia. Entre otras muchas cabría citarse las siguientes: Anancla Marga, Brahma Kumaris, Elan Vital (Misión de la Luz divina), Hare Krishna, Iglesia Adventista del Séptimo día, Meditación Trascendental, Mormones, Movimientos Gnósticos, etc.

Sectas Satánicas: aquí estarían incluidas, exclusivamente, aquellas sectas que realizan ritos satánicos o cultos al diablo. Entre otras muchas, estarían las siguientes: Iglesia de Lucifer, Las Hermanas del Halo de Belcebú, Satori, Los Hilos del Fuego, Ordo Illuminatorum, Ordo Templi Orientis, Universidad de la Sesenta, etc.

Sectas Destructivas Evangélicas: Aquí se incluirían aquellas sectas destructivas con una connotación fuertemente evangélica, y que son conocidas como Sectas Fundamentalistas (mayormente en América Latina) y Telepredicadores o Iglesia Electrónica. Estarían, entre otras muchas, las siguientes: Iglesia Universal del Reino de Dios, Instituto Lingüístico de Verano, Centro Cristiano, Movimiento Misionero Mundial, Iglesia evangélica de Pentecostés de Besançon, etc.

Sectas de Psicoterapia: Aquí estarían incluidos, exclusivamente, aquellos grupos sectarios, donde se utilizan de forma abusiva y fraudulenta determinadas técnica o métodos psicológicos de manipulación, persuasión, control mental y alteración de las emociones. Muchos de estos grupos están liderados por profesionales de la salud, fundamentalmente psicólogos y psiquiatras, sin ningún tipo de escrúpulos ni ética profesional. Otra gran cantidad de estas sectas están dirigidas por individuos sin ninguna cualificación profesional, muchos de ellos auténticos ignorantes y analfabetos, pero con una gran habilidad para manejar las emociones de las personas. Entre otras muchas, se pueden citar las siguientes: ETS (Erhard Seminars Tralning), Secta de Heidi FittkauGarthe, Lifespring, Método Silva de Control Mental, Insight Seminars (Seminarios de Comprensión), Sterling Management Systems (Sistemas de Gestión Sterling), etc.

Existen una serie de CARACTERÍSTICAS que definen y diferencian a una Secta Destructiva de cualquier otro grupo social que por su ideología, funcionamiento o estructura no tiene que ver absolutamente nada con dichas sectas destructivas. Entre las características que perfectamente definen a una Secta Destructiva estarían al menos, entre otras, las dieciséis siguientes:

1. Dañan psíquicamente a sus adeptos (lavado de cerebro = modificación del pensamiento). EL OPUS DEI LO CUMPLE.

2. Su único y principal fin es el DINERO (son auténticas "máquinas" de hacer dinero). EL OPUS DEI LO CUMPLE.

3. Es por ello, que para captar adeptos, se enmascaran o encubren bajo una fachada religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación a toxicómanos, etc. Fachada (y contenido) que no les importa lo más mínimo. Es simplemente la "tapadera" para captar adeptos. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

4. Acaban suprimiendo las libertades individuales y el derecho a la intimidad de los adeptos. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

5. Reducen a niveles mínimos o nulos la voluntad y el razonamiento de éstos. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

6. Manipulan y alteran brutalmente las emociones de sus adeptos. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

7. Es un grupo con una estructura teocrática, vertical y totalitaria, en donde la palabra del dirigente (o dirigentes) es dogma de fe y lo único que cuenta y a lo que se debe obedecer. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

8. Son grupos dirigidos, mayormente, por líderes carismáticos y "mesiánicos" (muchas de las veces son auténticos psicópatas). EL OPUS DEI LO CUMPLE.

9. Suele darse una auténtica manipulación de la sexualidad, bien por defecto (mayormente) como por exceso. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

10. Son grupos con un fuerte rechazo a la sociedad e instituciones, aunque se valen de ellas. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

11. Sus principales actividades suelen ser el proselitismo, la recolección u obtención de dinero (de múltiples maneras), la impartición de cursillos, charlas, conferencias, etc., la venta de productos, la supuesta resolución de problemas personales, la ayuda a marginados, etc. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

12. Exigen al adepto una entrega y dedicación parcial o total al grupo. EL OPUS DEI LO CUMPLE.

13. Son grupos que acaban consiguiendo la ruptura del adepto con sus vínculos familiares, de pareja, sexuales, amistosos, sociales, de ocio, de trabajo, etc. EL OPUS DEI LO CUMPLE.
14. Son grupos que, bajo presión y manipulación psicológica al adepto, consiguen que éste acabe dando al grupo sectario (es decir, al líder) una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, bienes, diezmo, propiedades, herencias, etc.). EL OPUS DEI LO CUMPLE.
15. Muchos de estos grupos suelen vivir en comunidades cerradas, o si no en total dependencia por parte del adepto al mismo. EL OPUS DEI LO CUMPLE.
16. Ocasionan a sus adeptos, en mayor o menor intensidad, una serie de perjuicios y trastornos psicológicos, muchos de ellos muy graves, sin olvidar tampoco los físicos. EL OPUS DEI LO CUMPLE.
Respecto al GRADO DE PELIGROSIDAD de las Sectas Destructivas, éstas se suelen clasificar en función del daño que pueden hacer no sólo, aunque fundamentalmente al adepto, sino también a la sociedad. Este daño que las Sectas Destructivas hacen a sus adeptos se agrupa en tres categorías: Daño psicológico, daño económico y daño físico. En base a esto, la peligrosidad de las sectas se clasificaría en cuatro niveles o grados, de menor a mayor peligrosidad. Estos serían los siguientes:
Grado A: Son aquellos grupos o sectas (no destructivas) que no dañan ni psíquica, ni física, ni económicamente a sus adeptos. Son las menos numerosas.
Grado B: Son aquellas sectas que ocasionan daños económicos, físicos y psíquicos a sus miembros y, además, muchas de ellas utilizan dietas alimentarías y tratamientos específicos nada aconsejables. En este grupo estaría, entre otras muchas, Sectas Destructivas tales como: Ágora, Ananda Marga, Arco Iris (Tierra Nueva), CEIS, Iglesia Adventista del Séptimo día, Partido Humanista (La Comunidad, Verdes Ecologistas), OPUS DEI, Testigos de Jehová, etc.
Grado C: Serían todas aquellas Sectas Destructivas, que aparte de tener las características del grado B, añaden otras que tienen relación con la violencia física, la prostitución obligatoria, la fabricación/venta de armas y la venta de bebés. Entre otras muchas, cabría destacar las siguientes: Centro de la Luz Divina, Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón,Crirninón), Iglesia de la Unificación o Secta Moon, Niñosde Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos), Hare Kríshna, Nueva Acrópolis, etc.
Grado D: aquí estarían incluidas todas aquellas sectas o grupos destructivos que además de tener características de los grados B y C, pueden llegar a abarcar el extremo máximo de violencia, degradación y daño. Sin embargo, aquí se podrían hacer dos subgrupos: Por una parte estarían las sectas Diabólicas o Satánicas, por su posible relación con ritos diabólicos, satánicos y sacrificios humanos y, por otra parte estarían, las que sin ser sectas Satánicas pueden llegar a utilizar la violencia y el asesinato al máximo. Ejemplos de ambos tipos serían, entre otras muchas y respecto al primer grupo, sectas tales como: Bambini di Satana, lerudole di Ishtar (satánico-feminista), La Familia (de Charles Manson), Satori, Las Hermanas del Halo de Belcebú, etc. Mientras del segundo grupo se pueden mencionar algunas, tales como: Templo del Pueblo, Orden del TemploSolar, Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal, LaVerdad Suprema, Park Soon Ja, Secta del pastor evangélicoRamón Morales, etc.
GRUPOS DE RIESGO:
Los Grupos de Riesgo no son Sectas Destructivas en sí, aunque formarían uno de los dos grandes grupos incluidos dentro de la denominación: "Grupos de manipulación Mental, Emocional y de Pensamiento". Aunque es muy difícil cuantificar el número exacto de estos Grupos de Riesgo en el Archipiélago, no obstante, sí se puede dar una cifra aproximada que perfectamente podría llegar a alcanzar la centena (100), o más, de estos grupos en toda Canarias.
Dentro de esta clasificación de Grupos de Riesgo se encontrarían, entre otros, los siguientes:
* Centros esotéricos (no todos).
* Crecimiento personal.
* Curanderos.
* Cursos de dieta vegetariana y macrobiótica.
* Determinados grupos ultra religiosos.
* Energía positiva y/o cósmica.
* Imposición de manos.
* Interpretación de los posos del café.
* Lectura de las cartas (Tarot, etc.).
* Magia negra.
* Meditaciones.
* Relajación.
* Sanadores.
* Supuestas apariciones (mayormente Marianas).
* Teorías de Fisher.
* Ventas piramidales.
* Videntes.
* Etc. ...
El peligro de estos grupos estriba fundamentalmente en la asiduidad o frecuencia del sujeto a ellos, de su vulnerabilidad y estabilidad mental y emocional, de la creencia de la persona hacia los contenidos y ritos de dichos grupos, y del lugar que ocupe todo ello en su vida. Estos Grupos de Riesgo tienen determinadas características, o aspectos, en común con las Sectas Destructivas. Entre otras muchas, cabría citarse las siguientes:
1. Se da una manipulación mental en mayor o menor Intensidad (dependiendo de cada grupo sería desde un nivel leve o muy leve, hasta grave o muy grave).
2. Existe una manipulación y alteración descarada, abierta o solapada, de las emociones en la persona que acude a cualquiera de estos grupos. Emociones tales, como: Esperanza, miedo, temor, angustia, inseguridad, ansiedad, etc.
3. Hay una explotación (y se juega con ellos) de los problemas, deseos y necesidades de la gente. Entre todos ellos se pueden destacar los sentimentales, de salud, de trabajo, de felicidad, familiares, de esperanza, económicos, etc.
4. Sobre todo hay un negocio y explotación económica hacia la persona.
5. El único fin de estos grupos es el dinero aunque se presenten y anuncien como individuos, asociaciones u organizaciones que se dedican a solucionar los problemas de los demás.
6. Por tanto, detrás de todo ello, simplemente hay un fraude y estafa.
INFLUENCIA NEGATIVA DE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS
EN NIÑOS QUE NACEN 0 SE DESARROLLAN DENTRO DE ELLAS
1. Los niños no viven ni desarrollan su niñez de una manera normal.
2. Se da una significativa supresión de emociones.
3. Hay una casi total ausencia de libertad de expresión y emocional en los niños.
4. Existe una prohibición de que los infantes exterioricen sus emociones.
5. Existe un freno al desarrollo personal, tal como lo harían niños normales.
6. Se da una dificultad en los niños para discernir lo que es correcto de lo incorrecto.
7. En muchas Sectas Destructivas, como el OPUS DEI, los niños no puedes ser escolarizados en colegios ajenos a la secta. Por tanto:
a) La falta de educación y cultura en los niños es enorme.
b) Los niños carecen de amenidades/habilidades sociales.
c) Existe una falta de comunicación con otros niños. Es decir, falta de relaciones sociales.
d) Hay una dificultad de enfrentarse a las situaciones diarias normales.
e) Los niños acaban convirtiéndose en auténticos ignorantes del mundo que les rodea.

PERJUICIOS 0 TRASTORNOS QUE PUEDE OCASIONAR
UNA SECTA DESTRUCTIVA A SUS ADEPTOS
- Cambio de personalidad (autómata)
- Fuerte dependencia al grupo sectario
- Miedo (irracional) a todo lo que no sea la secta
- Elevados trastornos psíquicos
- Creación de inmadurez
- Escaso nivel razonamiento/crítica
- Incomunicación mundo exterior (reducción de los sentidos)
- Incapacidad para razonar coherentemente
- Manipulación sexualidad
- Inseguridad

INFORMES REALIZADOS SOBRE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS
El informe más importante, fue elaborado por una comisión parlamentaria belga, fechado el 28 de abril de 1997. Dicho informe contiene una lista con las 189 sectas más peligrosas del mundo, entre las que se encuentra, obviamente el OPUS DEI.

Dicho informe fue el resultado del estudio de una comisión parlamentaria "para determinar una política de lucha contra las prácticas ilegales de las sectas". El informe, redactado en dos idiomas (francés y flamenco) consta de dos partes:

- la primera (364 páginas), puede encontrarse en:
http://www.dekamer.be/FLWB/pdf/49/0313/49K0313007.pdf

3 comentarios:

Javivi dijo...

Yo conozco a un "numerario" del Opus Dei y, en verdad, su vida se puede calificar como sectaria: Vive en una comunidad cerrada con otros numerarios, dona todo o una gran parte de su sueldo a la comunidad, intenta constantemente captar nuevos adeptos, el Opus Dei condiciona su vida en todos los aspectos, parece como si a diario le “reprogramaran” para que no sea un ser libre pensante, idolatra a Escrivá de Balaguer (José María Julián Mariano Escrivá Albás), es totalmente sumiso a los preceptos de la orden (o secta), es contundente al definir otras sectas pero no es consciente de su vida y pensamiento sectarios, no es capaz de aceptar el pluralismo de la sociedad española y lo condena casi a diario, despreciando a las personas que no son como él. ¿Es o no es una secta el Opus Dei? Que cada cual juzgue por si mismo.

Cranky dijo...

Pues no es una secta, no desprecian a la gente como tu dices y ni les reprograman ni nada. Son buenas personas yo creo que conozco bastante bien el Opus Dei y te hablo con conocimiento, solo hablan a los demás del amor a Dios a la Virgen, de como ser mejores cristianos y de santificarse con el trabajo.
No se por qué tanta crítica siempre al Opus Dei si no le hacen mal a nadie y hacen mucho bien y si piensas lo contrario es que no les conoces, simplemente hablais de oidas.

Anónimo dijo...

Pues mira yo pertenezco a una secta y mejor que a la que pertenecia antes;la sociedad de consumo.Para manipulacion,aberraciones,juzgar,criticar y distorsionar la realidad son los falsos valores que nos plantea esta sociedad.Todas las personas no somos iguales y esta es una ley indiscutible..por eso yo sigo un estilo de vida con el que me siento muy bien pero eso no quiere decir que me pille alguien en un mal dia y meta la pata.Yo es que alucino decir que las sectas manipulan,pues hay de todo,dias buenos y malos,o es que vosotros nunca meteis la pata.....