miércoles, 18 de junio de 2008

Unión europea: La que nos espera

Varias son las normativas que esta llevando a cabo la unión europea en los últimos meses que van a causar (causarnos) graves perjuicios a todos los europeos. Rectifico, solo a los ciudadanos más débiles de la Unión europea, o sea, a las clases medias (la mayoría) y las clases bajas. Ello se debe a la amplia mayoría de que el partido liberal (llamémosle como queramos… partido conservador, partido popular europeo, partido ultracatolico… ) disfruta en el parlamente europeo. Para que luego digan que votar no sirve de nada. Siempre he sido un europeísta convencido, pero cada vez entiendo mas a países como Irlanda.

65 Horas laborales semanales
El pasado 9 de junio, los ministros de trabajo de la Unión Europea aprobaron una nueva normativa que ampliaba de 48 a 65 las horas laborales semanales.
Sobran los motivos para impedir ésta cacicada (aún tiene que pasar por el Parlamento Europeo: ¿estamos a tiempo!). La semana laboral de 48 horas es una conquista social que data de 1927. Y no fue ninguna «concesión graciable»: hubo que arrancarla luchando denodadamente, con mucho tesón y coraje, dejando incluso muertos en el camino.
Si permitimos ésta regresión, quién sabe cuál será el siguiente paso . Quizá, ya puestos, se abogue porque vuelvan a bajar a las minas los/as niños/as de siete años, ya que su diminuta envergadura les permite pasar por las galerías por las que no pasan adultos.

Telefonía móvil: Pagar por recibir llamadas
La Comisión Europea está elaborando una serie de propuestas mediante las cuales un usuario de telefonía móvil que reciba una llamada de otro operador pague la denominada tarifa de terminación.
Europa abre la caja de los truenos de la telefonía móvil. La Comisión Europea propondrá que los usuarios de móviles compartan el gasto de las llamadas, tal y como ocurre con las llamadas que se efectúan fuera del país de procedencia.
Eso si, en ningún caso las operadoras se verán obligadas a acatar dichas recomendaciones… ja ja ja ja

¡ La Unión Europea AGITA la bandera de la XENOFOBIA y el RACISMO ¡
El Consejo de la UE ha decidido aprobar la Directiva de Retorno que establece un plazo máximo de detención de los/las inmigrantes “sin papeles” de hasta 18 meses, permite que sea una autoridad administrativa, y no exclusivamente un juez, la que decida la detención de los inmigrantes en los Centros de Internamiento de Extranjeros CIEs antes de proceder a expulsarlos, y que establece también la detención de menores no acompañados,
Preparándose para la crisis que sabían impostergable, los estados de la UE prepararon desde el 2005 un expeditivo procedimiento (Directiva de Retorno) para quitarse de encima los/las inmigrantes que les sobran para mantener los costes salariales suficientemente bajos que necesita la “competitividad de la economía europea”. El derecho a la libre circulación de las personas(migración), tan enfáticamente consagrado por la UE y sus Estados en tantas ocasiones, queda reducido así a una simple autorización administrativa discrecionalmente concedida en función de las variables necesidades de ganancia y acumulación del capitalismo europeo.
La locura racista y xenófoba desatada en Italia con la complicidad –si no la inducción-del Estado, recuerda una época de la historia de Europa que creíamos superada para siempre, la época de los campos de concentración. Pero obviamente no lo está, ya que la unión europea dice que a los inmigrantes hay que utilizarlos, exprimirlos y cuando no sirvan “tirarlos” a su país… y digo yo ¿Cuál será el próximo paso? ¿matarlos?

1 comentario:

Javivi dijo...

Doy las gracias a un gobierno en particular por todas estas medidas que se han propuesto y, o bien ya se han aprobado, o se aprobarán en breve. Se trata del gobierno italiano presidido por el fascista Silvio Berlusconi y secundado por todos sus secuaces, encabezados por la xenófoba y racista Liga Norte y el todopoderoso Estado Vaticano, omnipresente en la política italiana. GRACIAS… gracias por intentar hacernos más miserables mientras tú y los tuyos os hacéis cada vez más ricos a nuestra costa. Sin ti, nada de esto sería posible…