martes, 16 de septiembre de 2008

CAIGA QUIEN CAIGA EMITE LAS IMAGENES DEL BOICOT A LA REPORTERA ESTÍBALIZ GABILONDO

La Sexta emite este miércoles en Caiga Quien Caiga el momento en que cuatro periodistas de Intereconomía impidieron que la reportera del programa, Estíbaliz Gabilondo, se acercara el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, para preguntarle por el retraso de las causas que tiene pendientes con la Justicia.
Gabilondo se había desplazado la semana pasada a Castellón para investigar los retrasos judiciales de los Juzgados nº 1 y nº 2 del municipio de Nules, donde desde hace casi 5 años se encuentran varias causas abiertas contra el presidente de la Diputación de Castellón por presuntos delitos contra la Administración Pública y contra la Hacienda Pública.
Pleno de la polémica
El pasado viernes, la reportera intentó conseguir unas declaraciones de Fabra en el Pleno que se celebraba en la Diputación de Castellón -un acto en el el polémico político reivindicó el "hijo de puta" lanzado a un diputado de la oposición como una "expresión corriente" de la zona-. Sin embargo, cuatro enviados especiales del derechista Grupo Intereconomía (editora de Época e Interconomía Televisión), impidieron que se acercara al político.
Interconomía se defiende
Los hechos fueron reconocidos al diario Levante por el director general del Grupo, Xavier Horcajo, quien alegó que pretendían hacerles pagar a los reporteros con la misma moneda. “Queríamos ver qué hace CQC cuando les hacen lo mismo que ellos", dijo. Además acusó a la periodista de agredir a sus empleados, ya que “arrancó las gafas y la gorra” . “CQC se burlan de todo el mundo y luego les molesta que se burlen de ellos", apuntó Horcajo.
Objetivo, sacarla de sus casillas
Sin embargo, la versión de la reportera es bien difierente y tiene claro que el objetivo de esas cuatro personas era impedirle que llegara a Fabra. “Me gritaban a la cara preguntas inconexas e incluso me llegaron a impedir físicamente que me acercara al presidente de la Diputación”, explicó Gabilondo, que opinó que “querían sacarme de mis casillas para desacreditarnos, pero no lo consiguieron".
-----------------------------------------------------------------------------
El pleno de Castellón del pasado viernes, en el que Carlos Fabra aseguró que “hijo de puta” era una expresión corriente de la región, se ha saldado con un enfrentamiento entre laSexta y el grupo mediático ultraconservador Intereconomía, después de que cuatro individuos pertenecientes a la compañía impidieran a una periodista de CQC, Estíbaliz Gabilondo, acercarse al político para preguntarle.
La información la ha confirmado el diario Levante-EMV, que habló con el director general de Intereconomía, Xavier Horcajo, quien reconoció que los cuatro hombres, camuflados con gorras y gafas de sol, “son de Intereconomía”.
¿La misma moneda?
Según Horcajo, los cuatro individuos no pertenecen a ningún programa en concreto, ni a los servicios informativos de la televisión del grupo. La única intención era que “queríamos ver qué hace CQC cuando les hacen lo mismo que ellos". Aunque Horcajo reconoció que no era habitual que “periodistas de Madrid se desplacen a Castellón a cubrir un acto", negó que la intención principal fuese la de proteger a Fabra de la habitual sátira del programa de laSexta.
"Se burlan de todo el mundo"
El director general de Intereconomía acusó a la periodista de agredir a sus empleados, ya que “arrancó las gafas y la gorra” a algunos de sus periodistas. Horcajo amenazó a laSexta que, de no recibir una disculpa, emitirán las imágenes de la supuesta agresión. “CQC se burlan de todo el mundo y luego les molesta que se burlen de ellos", apuntó Horcajo.
"Me gritaban a la cara"Pero la versión de la periodista de CQC es muy distinta. Gabilondo negó haber agredido a ninguno de los periodistas: “Estas cuatro personas se dedicaron a boicotear mi trabajo para que yo no pudiera llegar a Carlos Fabra”, afirmó la reportera, explicando que la estrategia de los periodistas era que no llegara a preguntar a Fabra. “Me gritaban a la cara preguntas inconexas e incluso me llegaron a impedir físicamente que me acercara al presidente de la Diputación”, explicó Gabilondo, que opinó que “querían sacarme de mis casillas para desacreditarnos, pero no lo consiguieron".
Cuatro horas sin agresión
Según la reportera, al encontrarse a unos 5 metros de Carlos Fabra, "aparecieron los cuatro periodistas de Intereconomía que me boicotearon el trabajo. Esta gente llevaba grabándonos y actuado extrañamente desde que llegamos a la Diputación de Castelló". El productor de CQC, Pablo Averenda, ya se ha comprometido a mostrar las cuatro horas de grabación real del acto que efectuaron sus cuatro cámaras, para demostrar que la reportera no agredió a ninguno de los periodistas.
Empujones de los militantes
Pero no sólo los empleados de Intereconomía realizaron la función de guardaespaldas de Fabra. Según la reportera, muchos de los asistentes a aquel pleno, en el que se encontraban militantes y cargos del PP, “dificultaron mi trabajo mediante empujones”. El equipo de CQC se encontraba en Castellón realizando un reportaje sobre los retrasos en la justicia que están impidiendo que Carlos Fabra se juzgado por los múltiples delitos de corrupción de los que se le acusa.

No hay comentarios: