jueves, 23 de octubre de 2008

Pruebas de la estrecha relación que existió entre la jerarquía católica y Adolf Hitler

"El Estado moderno, en su versión laicista radical, desembocó en el siglo XX en las formas totalitarias del comunismo soviético y del nacional-socialismo", aseguró este miércoles en el Vaticano el cardenal Antonio María Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal Española. Sin embargo, es innegable que la jerarquía católica se relacionó muy estrechamente con la Alemania nazi. No solo nos referimos al concordato que, con el fin de legitimar el gobierno de Hitler, el 20 de julio de 1933 firmó Pío XII con el canciller nazi Franz von Papen. Estamos hablando de documentos gráficos que ilustran a la perfección la connivencia que se dio entre la jerarquía católica con el nacionalsocialismo.


Pasado nazi de Benedicto

En aquella época, en 1941 y 1942, el actual Papa, Benedicto XVI, militó en la principal organización del partido nazi para adoctrinar jóvenes. Un año más tarde, fue reclutado en un grupo antiaéreo nazi. Por tanto, desde un principio estuvo de acuerdo en el exterminio (asesinato masivo) de judíos, gitanos, disminuidos físicos, disminuidos psíquicos, comunitas, homosexuales, etc. etc.
EL PAPA CON EL UNIFORME NAZI:

Que no se escandalice nadie!. Es natural la connivencia con los nazis. Los casos de beligerancia de la iglesia frente al poder son la excepción que confirma la regla de su servilismo y compadreo de apoyos mutuos con los poderosos. Solo cuando los poderosos caen "bajo las hordas populares" es cuando se ponen a conspirar.

Hilter firma un autógrafo a una admiradora católica:


Ludwig Muller , el "obispo del reich", pasea entre nazis:




Fieles católicos alzan el brazo:


Un clérigo realiza alza el brazo ante militares nazis:





Hitler diáloga con el nuncio del Vaticano Cesare Orsenigo:





Obispos realizan el saludo nazi