jueves, 18 de diciembre de 2008

Las contradicciones del PP


La "salida de tono" del Diputado de ERC, Joan Tardá, además de ser una estupidez innecesaria, ha servido para que se criminalice a los republicanos catalanes, y de paso se ataque al Gobierno de Zapatero por tolerar esas actitudes a un socio de gobierno en la Generalitat.

Tardá es un personaje pintoresco, que posiblemente aporte muy poco a la política catalana y estatal, pero cumple para la caverna la función del "malvado útil", porque les da argumentos para conformar esa imagen de radicales peligrosos que les gusta otorgar a los republicanos y a los catalanistas.

Pero a partir de ahí viene la declaración del PP, "no se puede tener como socio al partido de Tardá", y un par de días después, con tal de devolverle los Presupuestos al Gobierno, vota conjuntamente con ese mismo partido, sin que se les caiga la cara de verguenza.Es la esquizofrenia, la amnesia selectiva del PP. "Haz lo que digo, no lo que hago". Las viejas recetas de los curas. "Que la mano izquierda no sepa lo que hace la mano derecha". Todo vale con tal de recuperar el poder, pero lo tienen muy difícil.

No hay comentarios: