jueves, 18 de diciembre de 2008

Unete a la izquierda

El Consejo Político de IU ha elegido como nuevo Coordinador General de esta federación a Cayo Lara, dirigente del PCE, en sustitución de Gaspar Llamazares, al obtener el respaldo del 55,08 % de los integrantes del máximo órgano de dirección de Izquierda Unida, mientras que el total de votos en blanco ha sido de 46, un 27,54 %.

Los resultados de la votación parecen representar la situación interna de la coalición Izquierda Unida, una formación política nucleada por el Partido Comunista de España (PCE), al que pertenece Cayo Lara, pero en la que existe una realidad muy fragmentada, tanto territorialmente como ideológicamente.

Una formación que existe electoralmente de forma testimonial en muchas circunscripciones del estado, y en la mayoría de ella se presenta coaligada a su vez, con otras formaciones aún más minoritarias que duplican o repiten esquemas de las corrientes ideológicas internas de IU.

Pero ¿quién es Cayo Lara?. Cayo Lara Moya nació hace 56 años en Ciudad Real, casado y con dos hijos, fue uno de los impulsores y máximo responsable del sindicato agrario COAG. Alcalde de Argamasilla de Alba (Ciudad Real) entre 1987 y 1999, Ayuntamiento del que actualmente es Concejal. Desde 2000 es Coordinador General de IU de Castilla-La Mancha. Como tal fue en 2007 candidato a la Junta de Comunidades, sin obtener escaño. Se destacó en la región por su lucha contra la especulación urbanística y su respaldo al alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuente, frente al constructor Francisco Hernando, más conocido como El Pocero.
Se dice de él que es un "comunista moderado", pero su llegada a la Coordinación General de IU, representa la vuelta al control de la formación por parte del PCE, perdida desde la época de Julio Anguita. Ha iniciado su mandato llamando a la unidad de las sensibilidades que forman IU, y anunciando la intención de promover una huelga general.
El llamamiento a la unidad es lógico, teniendo en cuenta la situación interna de la formación, aunque posiblemente sea una llamada inutil, porque los resultados de la votación presagian un futuro de división, cuando no de escisiones, ya que si IU no consigue refundarse, terminará auto liquidándose.
Su declaración de intenciones sobre una huelga general es lógico en la mentalidad del PCE, cuando no se consiguen resultados positivos electoralmente, se intenta polarizar el descontento social para demostrar el "poder" de convovatoria del Partido.
Está por ver lo que Cayo Lara puede conseguir, pero en la situación política actual, y con el sistema electoral que tenemos, no hay mucho espacio para una formación de izquierda que pretende radicalizarse, y que no tiene ni un proyecto estatal claro, por que sus organizaciones territoriales le condicionan, y el único proyecto autonómico viable, el catalán, está muy condicionado por su participación en el tripartito. Su otro proyecto autonómico, el vasco, incluido también en la coalición del Gobierno Vasco, es un proyecto casi personal, con una carga ideológica muy distinta al resto de IU, y con un futuro más que incierto en el panorama post electoral de las proximas elecciones vascas.

Pero el tiempo dirá como sigue la historia.

No hay comentarios: