viernes, 17 de abril de 2009

CONFERENCIA EPSICOPAL = DERROCHADORES


Que la Iglesia Católica está en contra del aborto, es algo que no sorprende a nadie, no es noticia, es parte de su doctrina inamovible, pero que la Conferencia Episcopal Española lance una campaña publicitaria con 30.000 carteles, 8 millones de dípticos y 1.300 vallas publicitarias en 36 ciudades, al estilo comercial más mundano, eso si que sorprende.
El coste de esta campaña ronda los 250.000 euros ( algo más de los 40.000.000 de las antiguas pesetas), de los que la mitad han sido aportadas por las diócesis, y el 50% restante, por la Conferencia Episcopal, quien ha negado que los fondos provengan del IRPF.
Provengan o no de lo que el Estado le aporta a la Iglesia Católica por vía de los impuestos, ¿a cuantos pobres se les hubiera podido dar de comer con ese dinero? ¿a cuantas madres solteras se les podría haber ayudado? etc. etc. etc.
Pero la conferencia episcopal española ha decidido emplear este dinero para seguir manteniendo su presencia pública, su influencia, y ara seguir manteniendo sus privilegios.