viernes, 17 de abril de 2009

LA GRAN CAGADA DE OBAMA


Me gusta Obama.
Aposté por él desde el principio, y creo que puede solucionar el problema de relación entre EEUU y el mundo musulmán (El gran problema de la era actual)
Pero ha metido la pata. En la Cumbre del G20, en Londres, el pasado 1 de Abril, saludó al Rey Abdullah de Arabia Saudí con una exagerada reverencia, que posteriormente fue negada por la Casa Blanca, y escondida por los medios de comunicación europeos.
El problema es que un Presidente de los EEUU no puede agacharse ante otro Jefe de Estado, y por mucho que quiera limar asperezas con el mundo musulmán, tiene que respetar su propio status.
Tampoco debería hacerlo, ni él, ni ningún otro Jefe de Estado ante un lider religioso, sea el Papa, el Dalai Lama, o cualquiera que fuera, y sin embargo muchos los hacen.
Por otro lado, el Rey Saudí es el Jefe de Estado de una monarquía absoluta y feudal, que niega los derechos humanos y democráticos a sus sudbitos, tanto o mas que Irak, Afganistan o Iran, pero también es uno de los mayores aliados de EEUU, además de tener muchos intereses económicos en común con la clase dirigente estadounidense (recordemos los vínculos de la familia Bush con Arabia Saudí, entre otros).
En cualquier caso, ha sido un fallo de protocolo que le da argumentos a los sectores más conservadores e islamofóbicos para cebarse en la crítica a Obama, y al mundo musulmán.
Así que, la próxima vez querido Obama, a ver si andas más fino.

No hay comentarios: