sábado, 23 de mayo de 2009

AL-QAEDA EN ESPAÑA


Como hacen de vez en cuando, especialmente en las proximidades de un proceso electoral, la Audiencia Nacional ha realizado una gran operación mediática, uy perdón, judicial, y ha detenido a 17 moros (argelinos y marroquíes), uno de ellos menor de edad, con pruebas que les vinculan al tráfico de drogas, el robo y falsificación de tarjetas, además de robos en viviendas, entre otras muchas actividades delictivas, y que, según el Juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, utilizaban para financiar a las "ramas" magrebís de Al-Qaeda, entre ellos el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), vinculado al 11-M, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), una escisión del argelino GIA, y el Grupo Islámico Combatiente de Libia (GICL).

Como siempre, ya veremos en que queda la instrucción de la causa, que probablemente se limitará a ser de delincuencia común, como en todos los casos que se ha alardeado del riesgo islamista.

Pero de vez en cuando conviene mantener vivo el mito de Al-Qaeda en España, no sea que se nos olvide lo peligrosos que son los moros, y el peligro que corremos. Da igual que sea en Barcelona, en Bilbao o en Vicálvaro, todo aquel musulmán que cometa un delito, lo hará para financiar a Al-Qaeda de su pueblo.

Como si no hubiera delincuentes comunes en la comunidad musulmana, como en todas las comunidades, y si se le pilla, pues se les aplica el Código Penal, y listo.

Y señorías, para eso no hace falta movilizar a todas la unidades móviles (especialmente de Tele5) que hay en la zona, ni sacarlo en todos los telediarios, porque chorizos hay a manta, y se les detiene a todas horas, aunque no sea un Juez de la Audiencia Nacional el que saque partido mediático de ello.

No hay comentarios: