lunes, 4 de abril de 2011

LOS ROBOS EN TENERIFE



En las temporadas 1991-92 y 1992-93 el Real Madrid sufrió la desgracia de perder el ultimo partido del campeonato nacional de liga en Tenerife, para beneficio del Fútbol Club Barcelona. Sin embargo, ha habido mucha historia negra en torno a esos dos acontecimientos.

El Real Madrid afrontaba la temporada 1991-92 con el objetivo de conseguir la liga tras 1 año de sequía. Los jugadores de Quinta del Buitre se iban apagando poco a poco y dejaban su sitio a jugadores nuevos como Hierro (que ya había debutado en la temporada 1989-90), Aldana, Luís Enrique, Hagi, Rocha, Alfonso, etc.… El equipo estuvo dirigido durante una parte de la temporada por el serbio Radomir Antic. A pesar de los buenos resultados, Ramón Mendoza no estaba convencido del juego del equipo, por lo que decidió prescindir del serbio y apostar nuevamente por Leo Beenhaaker.

En la última jornada de la liga 91/92 el Real Madrid visitaba Tenerife encabezando la tabla con estas estadísticas: de 37 partidos jugados, habían ganado 23, empatado 8 partidos, y perdido solo 6. Por su parte, el Barcelona afrontaba el partido de la última jornada en segundo lugar, con un total de 22 partidos ganados, 9 empates y 6 derrotas. Estaba clara la igualdad entre ambos equipos, con una mínima ventaja para el Madrid que llevaba una victoria más que el Barcelona. Pero en Tenerife la polémica rompería esa igualdad a favor del Barça.

El Real Madrid acudía al estadio del Tenerife con el objetivo de lograr los 3 puntos que le aseguraría el título de liga hiciera lo que hiciera el Barcelona en el Nou Camp. Al final del encuentro, arbitrado por el colegiado Raúl García de Loza, el Real Madrid había sido derrotado por un 3-2 después de haber tenido una ventaja de dos goles en el marcador. Mientras que el Barcelona ganaba en su estadio al Athlétic de Bilbao. Pero hay que resaltar un incidente previo al partido: un integrante de la plantilla del real Madrid, y ex del Barcelona, Luís Milla, declaró posteriormente que había sufrido un intento de soborno por parte de un jugador barcelonista para hacer perder a su equipo y beneficiar al club catalán. No solo fue eso, al propio Tenerife se le pagó una prima especial por parte del Barcelona para que ganara al Real Madrid. La cantidad de dinero que se repartieron los jugadores y plantilla del Tenerife, a excepción del entrenador Jorge Valdano y los jugadores Moisés y Alexis, fue de 21 millones de las antiguas ptas. Los jugadores del Tenerife Manolo Hierro y Toño confirmaron haber sido primados por el Barcelona en programa de la cadena SER "El Larguero", y aunque fueron sancionados, se les levantó ese castigo.

La polémica estaba en la calle, y el propio Milla espero hasta Enero de 1993 para expresar la verdad de lo que pasó: Milla recibió una llamada de un jugador del Barcelona, ofreciendo 40 millones de pesetas, por perder el partido en el Heliodoro Rodríguez López, o bien marcando un gol en su propia puerta o provocando un penalti a favor del Tenerife. Mendoza, enterado de la situación, le pidió a Beenhaaker que no usase al exbarcelonista en el encuentro. Pero el técnico madridista decidió apostar por Milla. El jugador marcó un gol en posición legal que sospechosamente, le fue anulado. El comité de competición estudió el caso, y sancionó a Milla, aunque esa sanción fue recurrida por parte del Real Madrid. Sin embargo, ni Núñez (que manifestó el caso del soborno al Tenerife) ni ningún integrante del propio Tenerife, sufrieron una multa económica o sanción deportiva excepto en los casos ya mencionados en los que la sanción fue suspendida.

Esa polémica se repetiría al año siguiente. En la temporada 1992-93, el Real Madrid volvía a visitar en la última jornada el Heliodoro Rodríguez López para enfrentarse al Tenerife. Hasta esa jornada el conjunto madridista sumaba 24 partidos ganados, 9 empates, y tan solo 4 derrotas. Por su parte, el Barcelona llevaba 24 partidos ganados, 8 empates y 5 derrotas. La igualdad de la liga anterior se repetía. Real Madrid y Barcelona llevaban mismo número de partidos ganados, un partido de empate más del Barcelona, y un partido perdido más del Barcelona. La historia negra de Tenerife se vuelve a repetir y el Tenerife-Real Madrid termina con 2-0.Hay que resaltar que si en el partido de la campaña anterior, estando el marcador 1-2 favorable al Real Madrid, a Luís Milla le anularon un gol en posición legal, en el partido de aquella campaña 1992-93 al Real Madrid no le señalaron 3 clarísimos penaltis. Por segundo año consecutivo, el Real Madrid sufrió una derrota en la última jornada, curiosamente ante el mismo rival y fuera de Madrid, el Tenerife, que le entregó la liga en bandeja al Barcelona.

Una imagen que resumiría el sentimiento de los madridistas tras esa polémica fueron las lágrimas de Michel, tras perder el Real Madrid sus encuentros ante el Tenerife. La imagen que resume el sentimiento del CORRUPTO, SUCIO Y BARRIOBAJERO barcelonismo es la de su presidente Núñez entregando la insignia del club al presidente del Tenerife e invitando al equipo a jugar el trofeo Gamper que, curiosamente, ganó. Al igual que el Valencia, otro equipo que al jugar su último partido de liga contra el Deportivo como si fuera la final de la Copa del Mundo, entregó otra liga al Barcelona. Cualquier intento de investigación para aclarar las sombras que existían sobre las dos ligas del Barcelona, fueron rápidamente cortados ¿Por que se ha querido ocultar la verdad? ¿Por que no debemos considerar PROPIEDAD DEL REAL MADRID los campeonatos de liga 1992 y 1993? Puede que el paso de los años y los éxitos del Real Madrid hayan aliviado esas dudas. Pero jamás olvidaremos los madridistas la vergüenza de esas ligas ganadas de manera corrupta y tramposa por parte del Barcelona.

No hay comentarios: