miércoles, 15 de junio de 2011

GRANADA vs ELCHE: En cuatro días, una de estas ciudades reventará de alegría


Para estos cuatro días de gloria o inevitable decepción, Granada ha esperado 35 años y Elche, 22. Casi dos generaciones de destierro de la élite.

El Elche ha circulado de manera discreta por Segunda, con su entrañable y mundialista Altabix vaciándose y su afición languideciendo después de días de éxito en los 60 con Ré o Vavá. Más tarde, con Boria y Claudio.

El Granada, más extremo, cayó a las catacumbas y ha estado al límite de la desaparición. Tanto que ni siquiera hoy es Sociedad Anónima. Soportó convivencias irreales con clubes de cantera como el 74 de Marsá y más artificiales (el efímero invento del Granada Atlético). La resistencia de los incondicionales del CF que disfrutaron de las hazañas de Porta y Barrios y las nuevas generaciones de granadinistas que lo levantaron en Tercera División tienen su premio ahora.

En Los Cármenes, al pie de Sierra Nevada, se juega la ida de la final de estas series de ascenso que han desatado pasiones. El Granada superó una eliminatoria preciosa y dramática con el Celta resuelta por Roberto, que hizo de Ceni y ya es héroe en la ciudad. El Elche, después de remontar un 1-0 en Zorrilla y un casi definitivo 0-1 en el Martínez Valero. Con espíritu obrero, corazón, solidaridad, fe y mucho de reivindicación. La crítica no lo metía en las quinielas del ascenso pero está vivo. El Elche viaja en el día a Granada. Sabe que va al infierno. Esas quejas del Celta al trato que recibió tienen algo de salto atrás en el tiempo. "Cuando ibas a Los Cármenes tenías que darle dos besos a tu mujer y tus hijos. Por lo que pudiese pasar...", dijo Amancio con el paso de los años cuando recuerda el episodio negro con Fernández...

Esa leyenda que jalona la historia del Granada juega esta noche. Necesita crear una atmósfera asfixiante. El estadio, la ciudad, tienen mística. Fabri asegura que Geijo podría tener alguna opción pero quienes le conocen aseguran que no puede mover el brazo ni para andar. Las grandes esperanzas del Granada son el introvertido Orellana y Dani Benítez, jugador de excesos que ha sido la gran revelación de la categoría. El Elche es rocoso. "Guerrillero", califica Fabri y así avisa a Pino Zamorano: "Si permite las marrullerías...".

Hay mucha historia aquí. No cabrá nadie en Los Cármenes. El club reserva entradas de protocolo. Llegan granadinos de todos los rincones cantando por Miguel Ríos. Vuelven a Granada, vuelven a su hogar.

Desde 1968 no sube el Granada

El Granada consiguió su último ascenso en la temporada 1967-68 y estuvo ocho años de forma consecutiva en Primera División. Fue su época de matagigantes. Con Miguel Muñoz en el banquillo llegó el descenso. Tal vez, hasta el sábado. -E. Á.


Claves del partido

Inexpugnable

El Granada ganó 15 de 21 partidos en casa en la Liga y marcó 50 goles. Tras el Betis, el que más sumó.

Trampa táctica

El Elche mastica bien los partidos, los mete en su ritmo. Es su objetivo para frenar al Granada.

Pino zamorano

Imprevisible. Azulgrana de pro y fiel cumplidor de las órdenes de Villar, es difícil pensar que no va a tener incidencia en el partido.

Dani Benítez

Tiene ganas de desquitarse de los dos penaltis fallados. Desequilibrante.

Albacar

Fue el artífice de la remontada ante el Valladolid con sus goles de libre directo.

No hay comentarios: