martes, 5 de julio de 2011

¿JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD?

Del 16 al 21 de Agosto de este año, se va a celebrar en Madrid la Jornada Mundial de la Juventud organizada por la Iglesia Católica, y anteponiendo el derecho de cualquiera a celebrar lo que le dé la gana y en donde le dé la gana, siempre que no moleste a quienes no lo celebran, se me ocurren las siguientes consideraciones:

¿Por qué la llaman "de la Juventud" a secas, cuando no incluye a quienes siendo jóvenes profesan otras religiones o ninguna?

¿Por qué en España y en Madrid? ¿Quizás porque el gobierno, los gobiernos (central, autonómico y local) han sido más generosos en concesiones de infraestructuras y dotaciones económicas (directas e indirectas) que en otros países y ciudades?

¿Por qué se pone a disposición de una organización privada (la Iglesia Católica) el patrimonio público de los españoles (colegios, auditorios, polideportivos, Monasterio de El Escorial, Aeródromo de 4 vientos y Recinto ferial del IFEMA) y la atención de su personal público, sin contraprestaciones económicas por su uso ilimitado?

¿Por qué se le da a los patrocinadores de este evento privado y confesional (http://www.madrid11.com/es/patrocinadores) beneficios fiscales a cuenta de los presupuestos que son de todos los ciudadanos, sin importar su credo u opinión?

¿Por qué un presunto gobierno socialista, progresista y laicista permite este aprovechamiento de un Estado constitucionalmente aconfesional por un sector de la población?

¿Cuánto nos va a costar esta presunta demostración de fuerza del imperio Vaticano a cada español, especialmente a cada español no católico? ¿Por qué no corren en exclusiva con los gastos de su fiesta la Iglesia Católica y sus fieles, sin meter a los demás en el cesto?

¿Protestarán por el caos circulatorio y las molestias causadas en Cibeles, los mismos que se quejaban tanto de las molestias en la Puerta del Sol, Neptuno o Chueca? ¿Podrirán que se haga cargo la organización de los daños a jardines y mobiliario urbano, o la limpieza como le exigían a los indignados?

Y me pregunto, con el maravilloso e inútil aeropuerto que el PP ha construido en Castellón ¿por qué no han organizado allí esta fiesta, incluyendo unas carpas para alojamiento y actividades? A fin de cuentas, lo de menos es la comodidad, lo importante es la experiencia mística ¿no?

¿Cuándo dejarán los gobiernos españoles de ser los muñidores de los designios del Vaticano?

No hay comentarios: