martes, 26 de julio de 2011

Madrid, de nuevo, la verguenza de Europa

La Policía Nacional ha detenido a José María D.C., de 53 años y de nacionalidad española, por agredir a una pareja de homosexuales después de que estos se besaran delante de él en un restaurante en el centro de Madrid(1). El supuesto agresor les arrojó una copa de agua, que se rompió en la mesa y le causó cortes en una mano, les gritó "no tenéis vergüenza, que falta de respeto que yo tenga que ver esto" y finalmente lanzó una taza de café a la cabeza de uno de los miembros de la pareja, que tuvo que recibir cuatro puntos de sutura en Urgencias del Hospital Gregorio Marañón.

La pareja de homosexuales estaba comiendo junto con un amigo cuando su presencia provocó la furia del hombre ahora arrestado. Según han denunciado los agredidos, este hombre empezó a hacer comentarios "fuera de lugar" como que no "tenían vergüenza", que era una "falta de respeto" y que él no tenía "por qué aguantar" ese tipo de cosas. Durante la comida, los denunciantes han afirmado que el agresor llegó a afirmar “odio a los maricones. No los soporto porque yo pago mis impuestos” (2).

Según la denuncia, los hechos ocurrieron a las cuatro de la tarde del domingo en el restaurante Terra Mundi, en la calle Lope de Vega, cuando el ahora detenido, que se encontraba comiendo con una mujer, reaccionó violentamente después de que la pareja se diera un beso. “Es la primera vez que me he sentido ofendido por mi condición sexual” ha manifestado uno de los denunciantes Arturo C.A., de 34 años que ha agradecido el comportamiento del personal del restaurante.

Uno de cuyos camareros fue quien llamó a la Policía. Además, los trabajadores del local cerraron las puertas del local mientras llegaba la policía. También el resto de los comensales los apoyó y recriminó la actitud al agresor.

Una enfermera que estaba comiendo en el restaurante, que iba a acudir a la marcha del movimiento 15-M, fue quien atendió al agredido en un primer momento. El herido tuvo que ser trasladado al hospital Gregorio Marañón para que le dieran cuatro puntos por la brecha que le provocó en la cabeza.

Primero que nada, solicito que se publique en todos los medios la foto del "respetuoso" (José María D.C., de 53 años) y si es posible algo de su "curriculum".

Estamos viendo todos los días a parejas besarse en la calle, meterse mano, etc. y no pasa nada, los niños lo ven y los padres no agreden a nadie ni les tapan lo ojos, si son dos hombres o dos mujeres ¿si pasa? ¿hay que apalearlos? ya es hora que las cosas normales sean normales …

¿Pero qué podemos esperar de la gente, de este país que es uno de los mas Xenófobos y Racistas de Europa? Este es el resultado de que, en España, existan medios de comunicación transmitiendo diariamente homofobia, racismo, y un facherío alucinante, y no les paremos los pies de una vez.

La pregunta es, efectivamente, si este "señor" habría tirado la taza a una mujer que se estuviera besando con un hombre o al hombre que besara a la mujer. Y en cuanto a lo natural o no de besarse dos personas del mismo sexo, sin meternos en lecciones profundas de Naturaleza; si, por ejemplo, tiene animales de compañia, conoce o convive con ellos, comprobará que la homosexualidad esta mucho más presente en la Naturaleza de lo que algunos están dispuestos a admitir... De todos modos, de lo que se trata es de respeto y tolerancia; y si a los heterosexuales se les permitiría sin ningún problema un acto como el mencionado, no obrar igualmente con los homosexuales es una discriminación. Y a los padres que no se sientan capaces de explicar algo así... ¡se están retratando! Supongo que dispondrán de un buena burbuja para poder aislar a sus hijos de todo lo que no sepan explicarles y evitar así su conocimiento y convivencia con ello.

En resumen, Besarse en público no es delito, y abrirle una brecha en la frente a alguien sí lo es. No me parece que quepan opiniones entre estas dos realidades. Espero que esta agresión sea juzgada más severamente porque además insulta y humilla muy gravemente a la propia naturaleza no elegida de las víctimas.

Es un crimen de odio.


(1)

Verguenza le tendría que dar a este individuo, que por respeto, aunque no lo merece y dado que todos tenemos los mismos derechos, no lo quiero calificar, o mejor dicho, DESCALIFICAR, como él hizo. Pero si se merece ser considerado lo peor de una sociedad avanzada como es la española, estas personas retrogradas, oscuras, solo se merecen tener el orgullo de tener un hijo homosexual, que es lo más bonito del mundo, es decir, al igual que cualquier otro hijo, da felicidad a sus padres, produce en la sociedad... cosa que dudo mucho que haga este individuo primitivo, cavernario y soez en su comportamiento

(2)

Curioso. No los soporto porque yo pago mis impuestos. Y claro, como uno paga sus impuestos, pues esto se soluciona llamando a la brigada antihomosexuales, los cuales diligentemente los envían al departamento de exterminio perteneciente al ministerio de interior, y allí el verdugo de la seguridad social hace su trabajo y posteriormente son exhibidos en la plaza pública. ¿Qué impuestos paga este individuo?. ¿Dónde vive?