martes, 26 de julio de 2011

Urrosolo Sistiaga: "ETA debería anunciar su final"

Joseba Urrosolo Sistiaga, portavoz del colectivo de presos disidentes de ETA, cree que la banda terrorista "debería anunciar el fin de su actividad armada" y que, en el futuro, "deberá reconocer el dolor que ha causado con sus acciones". En una entrevista realizada mediante cuestionario que publican los diarios vascos El Correo y El Diario Vasco, el recluso considera que "se ha llegado a un momento" en el que ETA, "sin el apoyo social que ha tenido hasta ahora", "no puede continuar, y no solo por motivos de efectividad". Patxi Zabaleta, coordinador de Aralar, se ha posicionado en la misma línea y ha dicho que espera un comunicado en el que ETA anuncie su disolución.

Urrosolo es uno de los portavoces del autodenominado colectivo Presos comprometidos con el irreversible proceso de paz. Condenado a más de 600 años de cárcel por su implicación en 16 asesinatos y dos secuestros, el preso ahonda en la entrevista en la tesis del grupo, que ya en mayo de 2010 pidió el fin del terrorismo de "manera irreversible". ETA no aceptó la disidencia y expulsó a los miembros del colectivo, que incluye a históricos como Ibon Etxezarreta, Kepa Pikabea y Rafael Caride. A principios de julio el colectivo emitió otro comunicado, Socializar la reconciliación, en el que exigía a Bildu "pasos de manera unilateral en el camino de la reconciliación".

En la entrevista, el terrorista arrepentido critica el "ensañamiento y falta de humanidad" de los radicales que destrozaron el monolito en recuerdo a Juan María Jáuregui, socialista asesinado por ETA en 2000. Y celebra los resultados electorales de Bildu el pasado 22 de mayo, que suponen, señala, "un respaldo definitivo a la apuesta política por vías exclusivamente democráticas frente a un sector minoritario aún reacio al cambio de ciclo".

"El único fin digno"

Urrosolo no es el único que ha pedido el fin de ETA. El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, ha admitido que espera un comunicado en el que la banda anuncie que abandona la violencia, decisión que celebraría. "Es el único fin digno posible", escribe Zabaleta en el artículo La paz vasca, publicado en el último número de la revista de la plataforma cívica Gesto por la paz.

El coordinador de Aralar espera que la banda ceda "íntegramente el quehacer político a los agentes y a la sociedad". Zabaleta cree que ETA "fue fundada por una decisión de base política y debe acabar con una decisión de base política". "Es evidente que un final dialogado y ordenado de la violencia constituye no solo la más justa de las reparaciones a la memoria de quienes han sufrido", argumenta, "sino también, y sobre todo, la mejor de las bases para la futura convivencia".

Recordemos que ETA esta tan anticuada como la Constitución. ETA fue la única oposición armada a la dictadura de Franco, todos recordamos a ETA Politico-militar, entonces tenía razón de ser, era necesaria. Pero tendría que haberse extinguido el mismo día que se aprobó la Constitución. Por eso, siempre digo, que nunca será fácil la convivencia en Euskadi, aunque en España estamos acostumbrados a convivir con nuestros verdugos, convivimos cuarenta años con los asesinos franquistas.

Por otro lado, el Estado español tiene que demostrar que tiene el monopolio, otorgado por el pueblo, para que se cumplan la Constitución y las leyes. Aquí no es posible la amnistía, porque ello iría contra los principios legales del Estado. España no es, actualmente, una dictadura y, por tanto, no puede haber presos políticos. Los etarras son asesinos, delincuentes. No reconocer esto por parte del Estado de Derecho, lo deslegitimaría como tal. Por ello, si se entrega ETA, pide perdón a las víctimas, se rinde ante el Estado español, acata las leyes, las mismas leyes que han hecho posible que Bildu participe, dentro de ellas, en un proceso electoral emanado de las normas constitucionales, se habrá hecho verdadera justicia. Esto no es un juego partidista, electoral. Si lo fuera, estaríamos dando pábulo, vía libre, a los muchos enemigos que tiene la democracia. El Estado, el Gobierno, sería cómplice directo del desarrollo de grupos que no verían ninguna dificultad en actuar contra ese Estado, pues sabrían que haciendo el paripé de que piden perdón, salvarían luego el pellejo, y todo giraría en una rueda infernal de criminalidad y alegalidad.

Evidentemente, a la gran mayoría de los ciudadanos nos gustaría leer la noticia del fin de ETA (menos a unos cuantos del PP). Deberíamos alegrarnos TODOS de que el fin de ETA esté tan próximo, y que la confrontación dialéctica y la exposición de ideas sean la via normal de resolución de conflictos.

Todavía me sorprende y seguirá sorprendiendo la utilización por parte de algunos de la lucha antiterrorista en la batalla electoral. ¡Qué bajo puede llegar a caer un partido político!. Poco importa lo que está en juego, en vez de optar por la prudencia en las declaraciones, no dudan en poner en riesgo los éxitos de la lucha antiterrorista con tal de ganar un puñado de votos. Espero que Rubalcaba sea más responsable que el PP cuando le toque estar en la oposición.

La efectividad y el triunfo del Gobierno socialista sobre ETA se refleja en el hecho de que ya no son una amenaza y una pesadilla para España, quedan atrás aquellos tiempos, no hace mucho, cuando había un atentado o un asesinato cada 10 ó 15 días, de esto hay que dar las gracias sin ningún reparo a Alfredo Pérez Rubalcaba que ha entrado en la historia como el hombre que acabó con ETA.

Hay gente por ahí que dice que Rubalcaba fue un mal ministro del Interior. Como no me voy a meter en batallas dialécticas, dejemos que hablen las cifras en materia de Interior, comparando con la situación al final de 2010 con la que dejó el PP a final de 2003:

- Tasa de criminalidad en España (37.9 en 2003, 32.6 en 2010).

- Muertos en carretera: 4.032 en 2003, 1.730 en 2010.

- Atentados de ETA (26 en 2003, 1 en 2010 en Francia).

- Inmigrantes ilegales en pateras: 19.176 en 2003, 3.632 en 2010.