martes, 5 de julio de 2011

¡VAMOS PALESTINA!


Este domingo, Palestina tenía una cita con el destino, para afrontar, por primera vez en su historia, un partido de clasificación mundialista en campo propio. Su rival era Afganistán, en el choque de vuelta correspondiente a la primera eliminatoria de la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

El hecho de jugar ante su propio público, y en su territorio, convertía a este partido en un acontecimiento sublime para la selección local. Al final, pese al 1-1 que registró el luminoso, los palestinos accedieron a la segunda ronda por un global de 3-1 en la eliminatoria, lo que desató las lógicas muestras de júbilo entre sus seguidores.

Al saltar al campo, los jugadores de Palestina fueron recibidos con una entusiasta ovación por parte de los 9.000 espectadores que abarrotaban las gradas, antes de que tanto futbolistas como aficionados alzasen sus voces para cantar el himno nacional.

Entre los asistentes al partido estaba el Presidente de la Asociación Palestina de Fútbol (PFA), Jibril Al Rajoub, junto a varias personalidades destacadas del deporte y de la política.

Grandes emociones

El estadio Faisal Al Husseini, escenario del encuentro, se inauguró oficialmente el 26 de octubre de 2008, con motivo del 10º aniversario de la afiliación de Palestina a la FIFA.

El magno acontecimiento se celebró con un amistoso entre Palestina y Jordania, en presencia del Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

Este domingo, la emoción era claramente palpable, y muchos de los jugadores palestinos tenían motivos adicionales para reforzar ese sentimiento. Por ejemplo, Omar Jarun, defensa del Tampa Bay estadounidense, se estrenaba con la selección en su propio país, mientras que el también zaguero Roberto Bishara, que milita en el Club Deportivo Palestino de la primera división chilena, jugaba su segundo partido en suelo palestino desde que se incorporara al combinado nacional hace unos años.

Sólo hicieron falta 11 minutos para que los aficionados vieran cumplidas sus expectativas con creces, tras ver cómo el delantero de 24 años Husam Wadi batía al guardameta afgano, Hamidullah Yousufzai. Con ese gol, Wadi pasará a la historia como el primer jugador palestino que ve puerta en un partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA disputado en Palestina.

Después del partido, el seleccionador de Palestina, Moussa Bezaz, declaró: “Lo importante para nosotros era pasar a la siguiente ronda. Lo hemos conseguido, pero ha sido un partido complicado. Afganistán ha estado magnífico en defensa, aunque la suerte no nos ha acompañado: podríamos haber metido al menos tres goles”.

“También era importante que demostrásemos que podíamos albergar este partido”, añadió Bezaz, “y también lo hemos logrado. Hemos abierto una puerta para el fútbol palestino y para el deporte en general. Ahora la gente sabe que somos capaces de albergar acontecimientos deportivos sin que haya problemas, y eso les ayudará a conocer un poco mejor nuestro país en general”.

Sensacional arranque

“Los afganos vinieron a jugar un partido y ahora se vuelven a casa, y han estado completamente seguros todo el tiempo”, prosiguió. “Hoy se ha dado un primer paso, ¡y espero que en el futuro se den muchos más!”.

“Ahora nos toca viajar a Bangkok el 23 de julio para enfrentarnos a Tailandia en la siguiente eliminatoria, y luego volveremos a jugar en casa el encuentro de vuelta, el 28 de julio. Estamos deseando volver aquí de nuevo”, concluyó Bezaz.

El rostro del seleccionador no era el único que se mostraba radiante. Su patente alegría la compartían todos sus sonrientes jugadores, encantados con el apoyo incansable recibido por parte del público, que los animó durante los 90 minutos del encuentro del domingo.

A pesar de haber recibido el tanto de Afganistán en el segundo periodo, el guardameta Abdullah Saidawi se mostró especialmente animoso: “Este encuentro ha sido un momento histórico para el fútbol palestino, que ha llamado la atención del mundo: todos los ojos estaban puestos en Palestina”.

Buscando reconocimiento

Pese a que algunos países, como Brasil, Uruguay, Chile y Argentina, han reconocido el estado palestino, no existe un consenso en la comunidad internacional.

En Ramala ya se jugó el preolímpico entre los equipos palestino y de Bahréin.

Por primera vez desde 2004, Estados Unidos parece estar cambiando las reglas de juego sobre la posición del país en las interminables negociaciones de paz entre palestinos e israelíes.

En un discurso sobre la visión del gobierno estadounidense ante los cambios en el Medio Oriente el presidente Barack Obama dijo, el 20 de mayo de este año, que las "fronteras de 1967" deben ser la "base de las negociaciones" para establecer un futuro estado palestino.

Pero aún no se han dado pasos concretos para volver a sentar en una misma mesa a palestinos e israelíes.

Pese a que recibir el reconocimiento mundial es una prioridad para muchos palestinos, este domingo la prioridad era sin lugar a dudas otra: tratar de derrotar, en el campo de juego, a los representantes del también convulso Afganistán.

El 28 de julio, los aficionados al fútbol palestinos tendrán otra oportunidad de ver en acción a su selección en su propio campo, en el choque de vuelta de la segunda eliminatoria de la fase de clasificación de la Zona Asiática, contra Tailandia.

Seguiremos informando.