miércoles, 31 de agosto de 2011

MERCADONA vs CORTE INGLES


El Corte Inglés no es inmune a la crisis. El hasta ahora mayor grupo comercial español vio caer su beneficio por tercer año consecutivo, con una disminución del 13,5% en 2010, hasta los 319,4 millones. La buena noticia es que esa reducción de la rentabilidad permitió mantener el nivel de ventas y de inversión y, lo que es aún más novedoso en estos tiempos de recesión, crear empleo. El presidente de grupo, Isidoro Álvarez, se ha mostrado convencido de la vigencia de la fórmula del "gran almacén" que, con las oportunas reformas, seguirá manteniendo el liderazgo.

La caída del consumo de los hogares se tradujo un estancamiento de las ventas que apenas crecieron un 0,3% hasta los 16.413 millones, aunque con un mejor comportamiento que el sector del comercio minorista en general, que retrocedió un 1,5%.

Tras estos resultados, la cadena de supermercados Mercadona supera por primera vez en beneficios a El Corte Inglés y se convierte en la primera cadena de distribución española en este concepto. La firma valenciana presidida por Juan Roig vendió en 2010 un 6% más hasta alcanzar los 16.485 millones de euros (aunque la cifra comparable con El Corte Inglés es de 15.243 millones que son sus ventas sin IVA). Vio crecer su beneficio un 47% hasta los 398 millones. A mucha más distancia, el grupo francés Carrefour que alcanzó en 2010 una cifra de negocio en España de 10.230 millones, un 1,7% menos respecto al año anterior. Eroski cerró 2010 con una facturación global de 8.170 millones, un 3% inferior.

No obstante, como "gran almacén", El Corte Inglés mantiene su posición de liderazgo por ventas en Europa, por delante de la británica Mark & Spencer y la francesa Galeries Lafayette, según datos de la Asociación Internacional de Grandes Almacenes, que no incluye cadenas de distribución como Mercadona. En esa clasificación, pasa de la segunda a la tercera mayor cadena del mundo, por detrás de las estadounidenses Sears y Macy's.

El grupo celebró ayer su junta general en Madrid, en la que aprobó destinar a dividendos 43,7 millones de euros. En ese acto, Isidoro Álvarez se refirió a "la capacidad de acometer las reformas e innovaciones necesarias para que El Corte Inglés mantenga su liderazgo europeo, aumente su cuota de mercado, crezca de acuerdo con su plan de expansión, creando empleo al tiempo que mantiene su propósito de internacionalización".

El Corte Inglés continuará su expansión con los nuevos establecimientos de Tarragona y El Ejido (Almería), este último también con oferta Hipercor, la apertura parcial del nuevo edificio de La Castellana (Madrid), y la inauguración de tres Bricor en Madrid-Xanadú, Los Barrios y Jerez de la Frontera. Eso ha permitido mantener el ritmo inversor en los 1.015 millones de euros, un 7,8% menos que en el año anterior. Ya en 2011 se han abierto tiendas El Corte Inglés, Hipercor y Bricor en A Coruña, y dos nuevos establecimientos de Bricor en Sevilla y Vila do Conde (Portugal).

El aspecto más sorprendente del balance del último ejercicio fiscal de El Corte Ingles (1 de marzo de 2010 hasta el 28 de febrero de 2011) es, sin duda, la creación de empleo. Frente a los fuertes ajustes realizados por otras grandes empresas y el sector financiero, la firma comercial creó 1.147 nuevos empleos, cerrando 2010 con 102.699 trabajadores, de los que 90.836 son a jornada completa y el 91% con contratos indefinidos.

Por áreas de negocio, la matriz El Corte Inglés mejoró su resultado un 2,3% y aporta el 64% del total del grupo. En el otro extremo, Hipercor volvió a ver caer sus ganancias un 25,6% que sumado al retroceso de los dos ejercicios anteriores supone una caída de en torno al 75% en tres años. La cadena de hipermercados sigue buscando la fórmula para competir con rivales como Mercadona, Carrefour y Alcampo. Pero ni el ajuste de precios ni en el lanzamiento de marcas blancas como Aliada o Veckiahan dado los resultados apetecidos.

La caída de negocio de Hipercor hizo que las agencias de viaje estuvieran casi a punto de convertirse en la segunda línea de negocio que más aportó al grupo (14% de las ventas frente al 14,9% de Hipercor), con una cifra de negocios de 2.290 millones (+13,3%) y un beneficio neto de 63,3 millones (+3,4%).

Los planes de reestructuración puestos en marcha en la cadena de supermercados Supercor y en la de ropa barata Sfera permitieron una reducción de las pérdidas del 10,4% y el 83,7% respectivamente. Una fórmula que no acaba de encontrar la cadena de conveniencia Opencor, que duplicó sus resultados negativos. La cadena de bricolaje Bricor, inmersa en su plan de expansión, aumentó sus ventas más de un 50% pero también sus pérdidas hasta los 17,8 millones.

El corte del grifo por bancos y cajas de la concesión de préstamos al consumo hizo que el grupo comercial tuviera que redoblar su esfuerzo para la financiación de sus clientes. De hecho, y pese a la crisis, el número de usuarios de la tarjeta de compra de El Corte Inglés sobrepasó los 15 millones y la financiación total ascendió a 7.819 millones, muy similar a la del ejercicio precedente. De hecho, la división financiera fue la que tuvo un mejor comportamiento: ganó un 50% más hasta los 42,2 millones.

Ante las dificultades del negocio, Isidoro Álvarez animó a sus directivos a seguir dando respuestas "ágiles e inteligentes" al mercado cambiante y altamente competitivo.



No hay comentarios: