jueves, 6 de octubre de 2011

¿EL PP DE CENTRO?

10 razones para no creerse el presunto "centrismo" del PP.

Constantemente los dirigentes del Partido Popular nos bombardean con su auto definición de "centristas", pero esa etiqueta es únicamente un reclamo electoral, porque saben que las mayorías absolutas necesitan al electorado de centro.


Estás son 10 de las posibles razones por las que no es creíble esa etiqueta:

1.- FRANQUISMO. No han roto lazos con el anterior régimen, sino que realmente representan a ese franquismo residual, tanto por aquellos que desde sus listas han sido algo en la dictadura o tienen relación de parentesco con quienes lo han sido, como por el electorado que les apoya y les exige mantener la memoria del régimen franquista.

2.- CONFESIONALIDAD. Las relaciones que sus directivos tienen con organizaciones ultra católicas les lleva a posiciones ultra confesionales, rendidas al dictado de la jerarquía católica y a sus intereses, alejados no sólo de los católicos de base, sino de la mayoría de la población.

3.- NACIONALISMO ESPAÑOL. Su concepción del estado centralista, únicamente matizado por su afán de poder en las comunidades autónomas, les lleva a repudiar cualquier atisbo de diversidad cultural de las comunidades no castellano parlantes, despreciando el uso de otros idiomas y el desarrollo de otras identidades nacionales.

4.- SUMISIÓN A EEUU / ISRAEL. En su perspectiva de las reacciones geopolíticas se encuentran rendidos ante el eje EEUU/Israel, y ante ellos realizan un seguidismo vergonzoso, que les lleva a la justificación de cualquier política belicista e intervencionista de esos países respecto de terceros.

5.- DEPENDENCIA EXTERIOR. Su dependencia financiera de grandes corporaciones les aboca a una posición sumisa ante las injerencias en la soberanía española, modificando su discurso en función de los intereses de sus valedores, ajenas a los intereses nacionales.

6.- CACIQUISMO. La dinámica de organización interna que tiene el PP facilita los caudillajes territoriales, basados en interpretaciones localistas y de enfrentamiento fratricida entre sus organizaciones, luchando para ver quién tiene más poder, y por implantar el dominio caciquil sobre las parcelas electorales.

7.- AFÁN PRIVATIZADOR. El objetivo, cada vez más claro, de las acciones de gobierno del PP es la privatización. Tanto la educación, la sanidad, como el resto de servicios públicos están y seguirán siendo puestos en manos de gestores privados, en muchos casos incluso ajenos a los intereses nacionales.

8.- DESPOTISMO ILUSTRADO. Su perspectiva de la democracia se limita a que la ejerzan sólo quienes les convenga a sus intereses, limitando el acceso a la elegibilidad a los grandes partidos y limitando la posibilidad de que las opciones políticas nuevas o minoritarias se puedan presentar a las elecciones, y si pudieran, limitarían también a su antojo el derecho al voto.

9.- CONTROL DE LA INFORMACIÓN. Pretenden el control de los medios de comunicación, negándose a contestar a los medios "non gratos", ejerciendo una censura absoluta y una manipulación grosera desde los medios que controlan, o desde aquellos que les apoyan.

10.- DESMOTIVACIÓN DE LA SOCIEDAD. Con todos los medios a su alcance pretenden conseguir un estado de conciencia colectiva hundida en la apatía y la sensación de que "todos son iguales" para desmotivar a los que no son sus incondicionales y alejarlos de la participación política y social, haciéndose así con la mayoría en todos los ámbitos de la vida pública.

Hay más motivos, pero estos ya pueden ser suficientes para empezar a reflexionar y tomar la actitud adecuada frente a la agresión continua que ejercen contra la población española.

Hay otras opciones, o las habrá si los "avales" lo permiten

¡ejerce tu libertad, defiende tus derechos!

No hay comentarios: