martes, 31 de enero de 2012

SEIS ELECCIONES QUE CAMBIARÁN EL MUNDO EN 2012


Rusia, Estados Unidos, Francia, China, Venezuela y Egipto renuevan a su clase dirigente en 2012, osea, el año en curso.

No es común que un solo año traiga consigo tantos procesos electorales en las potencias mundiales. Por ejemplo, las elecciones en Francia, Estados Unidos y Rusia, tres de los miembros permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, se cruzan cada 12 años. Por tanto, estos procesos electorales supondrán condiciones distintas de negociación política. Los comicios nacionales que tendrán lugar en Venezuela y Egipto llaman poderosamente la atención; por un lado mediremos la aparente disminución del poder electoral de Hugo Chávez y, por el otro, mediremos los avances de la llamada primavera árabe.

¿Continua la esperanza?

El próximo 6 de noviembre, Barack Obama buscará en las urnas una reelección que hace apenas algunos meses se daba por descontada. En la actualidad, aunque mantiene una ligera ventaja de tres a cinco puntos en las encuestas, la posibilidad de que los republicanos recuperen la Casa Blanca no es irreal. Todo dependerá del candidato que surja de las primarias republicanas; En principio, cuanto más radical menos posibilidad de derrotar al primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos. Dos datos atentan contra las posibilidades de Obama: el desempleo está alcanzando niveles sumamente altos (aunque acaba de registrar el nivel menos bajo desde 2009) y su popularidad no alcanza 50% de aprobación.

La primavera árabe, a prueba

Egipto es el claro ejemplo del tortuoso recorrido de construcción institucional por el que tienen que pasar las naciones que experimentaron revueltas sociales el año pasado. Desde la caída de Hosni Mubarak, el Ejército ha concentrado el poder ante el descontento popular. La inconformidad con el resultado de la revolución comienza a ser un rasgo generalizado en la población egipcia. El sesgo religioso está de manifiesto. La posibilidad de que los Hermanos Musulmanes, una agrupación política islamista, lleguen a la silla presidencial, pone a temblar a Estados Unidos y a Israel, que verían como uno de sus pocos aliados en el mundo árabe se aparta de la moderación. Y recordemos que, el brazo político de los Hermanos Aliados, El Partido Libertad y Justicia (PLJ), ya obtuvo en las pasadas elecciones legislativas una abrumadora victoria: dos tercios de la cámara baja. Habrá elecciones presidenciales en junio de 2012.

Putin…Putin… Siempre Putin

Realmente encontrar episodios democráticos en la historia de Rusia no es fácil. Desde los zares hasta la actualidad, pasando por la época comunista, el autoritarismo ha sido uno de los elementos fundamentales en la cultura política rusa. Sin embargo, las recientes manifestaciones sociales, en el contexto de una elección legislativa controvertida, han encendido las alarmas en la dupla gobernante Dimitri Medvédev (Actual presidente de Rusia) y Vladimir Putin (Actual presidente de gobierno/primer ministro, anterior presidente de Rusia y presidente del partido gobernante “RUSIA UNIDA” de ideología centrista) . En marzo los rusos saldrán a las urnas para decidir si Putin vuelve a la Presidencia, tras un periodo de cinco años como primer ministro. Rusia Unida, el partido político gobernante durante más de una década, obtuvo más de 50% en las elecciones legislativas, y si retiene ese porcentaje evitaría la segunda ronda. El principal partido de la oposición, El Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF, de ideología marxista-leninista) ha pactado una alianza electoral con el movimiento radical Frente Izquierdo de cara a los comicios presidenciales del próximo 4 de marzo.

Las elecciones no democráticas chinas

“No importa el color del gato, sino que coja ratones” decía Deng Xiaoping en aquellos años de transformación y apertura del modelo económico chino. En octubre, los miembros del Partido Comunista Chino elegirán a los líderes del comité central que tendrán en sus manos el rumbo del país durante la siguiente década. El nombre de Xi Jinping suena como el hombre con mayores posibilidades para convertirse en el secretario general del partido y sustituir en la presidencia a Hu Jintao. Su llegada bien podría ser interpretada como un respaldo del partido al rumbo que ha tomado el país durante más de una década de liberalización económica y mantenimiento del autoritarismo político.

¿Viraje a la izquierda?

Analistas políticos dicen que Francia no se rige por izquierdas y derechas, sino por gaullistas y no gaullistas (seguidores y opositores del ex presidente y militar Charles de Gaulle). Así, Nicolas Sarkozy un marcado anti-gaullista, pro-estadounidense y simpatizante del libre mercado, podría dejar el Palacio del Eliseo en manos de un socialista por primera vez desde Francois Miterrand. Paradójicamente, otro socialista llamado Francois, en este caso de apellido Hollande, sería el nuevo habitante del Eliseo. Los sondeos para la primera ronda electoral de abril ponen arriba a los socialistas por más de siete puntos. La aparente subyugación de Sarkozy a los designios de la canciller alemana Angela Merkel también han hundido la popularidad del presidente, ante una población sumamente nacionalista y celosa de su autonomía.

Todos contra Chávez

Al fin lo han conseguido: los opositores han acordado un frente común. Tras años de disputa en la oposición venezolana, la posibilidad de debilitar a Hugo Chávez, ha conseguido que las distintas fuerzas opuestas al presidente se unan. El candidato que se perfila en la oposición es Henrique Capriles. Sin embargo, las últimas encuestas ponen arriba a Hugo Chávez. A pesar de esto, los venezolanos tienen, por primera vez, la posibilidad de asistir a una elección cerrada, donde la mayoría legislativa de Chávez no está del todo asegurada. En caso de ganar, Chávez gobernaría, por lo menos, hasta 2019. Las elecciones serán el 7 de octubre.

No hay comentarios: