jueves, 19 de abril de 2012

PETICION DE 15 AÑOS DE CARCEL PARA FABRA




La Audiencia prepara el juicio contra el presidente del PP por fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias

El caso Fabra ha terminado su fase de instrucción tras más de ocho años y 20.000 folios de diligencias. El voluminoso expediente incoado en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Nules pasó ayer a la Audiencia Provincial de Castelló, donde se fijará fecha para el juicio contra el presidente del PP de Castelló, Carlos Fabra, y el resto de imputados. Previamente se deberán resolver los dos últimos recursos que han presentado imputados en la causa.

El fiscal asignado al caso, Luis Pastor, ha entregado sus conclusiones provisionales, en las que reitera su intención de pedir 15 años de cárcel para Fabra por delitos contra la Administración Pública (fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias), según informaron ayer fuentes judiciales.

Las últimas modificaciones de los peritos de Hacienda en cuanto a la cantidad supuestamente evadida al fisco por Fabra no modificarán el escrito de Pastor. Fabra está acusado de mediar ante ministerios durante la etapa de Aznar para favorecer la comercialización de los fitosanitarios fabricados por Naranjax, la empresa de su ex socio Vicente Vilar, también imputado en el caso.

Cuando la causa llegue a la Audiencia Provincial, la sala competente deberá decidir sobre la admisión de la misma y habrá que esperar a la resolución de dos recursos de apelación que aún están pendientes, tras lo que se señalará la celebración de la vista oral.

El pasado 20 de enero el Juzgado de Instrucción número 1 de Nules acordó la apertura del juicio oral contra Carlos Fabra, al que impuso una fianza de 4,2 millones de euros, una de las más altas de la historia judicial reciente.

El Juzgado de Nules, que ha conocido nueve jueces y cuatro fiscales en los últimos ocho años, inició la investigación del caso a finales de 2003, cuando el empresario Vicente Vilar interpuso dos querellas contra el líder del PP de Castelló. La jueza que dirigía el juzgado en aquella ocasión, Isabel Belinchón, desestimó los escritos del industrial por defectos de forma, pero los tramitó como simples denuncias. Esta decisión fue crucial para el futuro del caso Fabra.

En diciembre de 2010, la Audiencia Provincial de Castelló acordaba archivar la causa contra Fabra y su esposa por cuatro de los cinco delitos fiscales supuestamente cometidos entre 1999 y 2004. Sin embargo, el pasado 1 de diciembre, el Tribunal Supremo revocaba esa decisión y ordenaba reabrir el caso al entender que al menos cuatro de los delitos fiscales no han prescrito. La decisión del Supremo ha sido recurrida por Carlos Fabra ante el Tribunal Constitucional.

El actual juez de Nules, Jacobo Pin, en los antecedentes de hechos del auto del pasado mes de diciembre, recuerda que Vilar era administrador único de Naranjax, una firma dedicada a producir productos fitosanitarios y plaguicidas agrarios. Naranjax tenía pendientes de aprobación varios productos por parte de los ministerios de Agricultura y de Sanidad, para lo cual se puso en contacto con el entonces presidente de la diputación y le propuso cobrar comisiones millonarias a cambio de sus favores en altas instancias.
El auto del juez Pin considera que hay indicios de que Fabra medió ante las autoridades y funcionarios públicos para agilizar la tramitación y obtención de las autorizaciones de Naranjax, "haciendo valer su condición de presidente de la diputación".

A raíz de sus mediaciones y favores políticos, el 12 de julio de 1999 se celebró una reunión en el Ministerio de Agricultura. A aquella cumbre de Naranjax asistieron el entonces ministro Jesús Posadas (hoy presidente del Congreso de los Diputados); Carlos Fabra; el ex secretario de Estado de Hacienda y diputado por Castelló, Juan Costa; el diputado Juan José Ortiz y el senador Miguel Prim -también imputado en Nules-.

Al respecto, la diputada de EUPV Marina Albiol consideró ayer que "es una buen noticia que el proceso siga su curso", aunque ha incidido que "en cualquier partido democrático, una persona acusada de los delitos de Carlos Fabra habría sido fulminantemente destituida y estaría enfréntandose a la justicia desde el ámbito privado". En lugar de eso, ha criticado que el PP "mantiene a Fabra como su presidente provincial y de Aerocas", lo que ha calificado de "inaudito".