miércoles, 4 de abril de 2012

MENOS DEFICIT Y MAS AUSTERIDAD, SON INCOMPATIBLES CON EL CRECIMIENTO ECONOMICO Y LA CREACIÓN DE EMPLEO.


Primero debemos reconocer que Bruselas ha forzado a Mariano Rajoy a fijar un objetivo de déficit del 5,3% frente al 5,8% solicitado en principio por el presidente español. Es decir, sigue siendo la unión europea quien dicta la política económica española, exactamente igual que en la etapa Zapatero.

Repasemos los grandes errores, en los recortes del PP:

Un primer y gravísimo error es recortar los recursos dedicados a la formación y otras políticas activas de empleo. Así no se crea empleo. Pero claro la prioridad del gobierno es reducir el déficit. El empleo, o sea, la recuperación económica, no le importa lo mas mínimo.

El Gobierno confía en recaudar unos 2.500 millones a través de una amnistía fiscal pero no está nada claro si ese dinero acabará en las arcas del Estado. Yo, sería capaz de asumir cualquier amnistía fiscal, si ésta permitiera el regreso a España del dinero fugado a paraísos fiscales (Se estima una cantidad que esta entre 80.000 / 100.000 millones de euros). Pero esto no será posible, si esta amnistía no va acompañada de un paquete de medidas para hacer que aflore el dinero negro que no se acoja a la misma. Boyer en su dia aplicó una amnistía fiscal y no funciona. Por cierto, el gobierno de ZP estudió esta posibilidad y Rajoy se llevaba las manos a la cabeza. ¿Qué ocurrirá, cuando llegado el momento, el gobierno compruebe que no se han recaudado los 2500 millones? Ya contesto yo: Habrá que subir el IVA. Y no olvidemos que esta clase de clemencia a los evasores de impuestos puede animar a otros a no pagar sus obligaciones en el futuro. Euskadi y Navarra, cuya política fiscal compete a las diputaciones forales, ya han anunciado que no aplicaran esta amnistía fiscal.

Tampoco es explicable, que se aumente la carga fiscal sobre las empresas vía reducción de deducciones, lo que, puede dificultar la captación de las inversiones que el país necesita para crecer. Evidentemente, peor hubiera sido aumentar aún más los impuestos al consumo.

El gobierno reconoce que se destruirán 630.000 puestos de trabajo. Yo creo que se destruirán bastantes más. Superaremos los 6 millones de parados. Y todo gracias, a la “magnífica” reforma laboral recientemente aprobada.

Hachazo brutal a las infraestructuras. Éste siempre había sido un medio muy importante de generar empleo en España. Esta medida generará más desempleo.

Recorte drástico en I+D. Sin palabras. Más desempleo.

En cuanto a las comunidades autónomas, se abre una nueva guerra con Andalucía y Catalunya. Las comunidades más pobladas. Y a las que, una vez más, se les priva de un dinero que les pertenece.

Preocupantes recortes en educación. Sin formación no hay empleo.

Alarmantes recortes en políticas sociales, incluido el espectacular recorte en la partida de violencia de género. Sin palabras.

Los recortes en sanidad, suponen un retroceso en salud preventiva. Y menos salud preventiva supone, a la larga, más gasto sanitario en tratamientos.

En cuanto a los recortes por ministerios y para ser justos, debemos aclarar que cuando hablamos de presupuestos, estamos hablando de dos bloques claramente diferenciados. Uno que sería el gasto corriente para el próximo ejercicio y otro que sería el destinado al pago de la deuda (compromiso adquirido por el ministerio). En este contexto, conviene aclarar que el ministerio de defensa es una de los más endeudados, por eso su recorte ha sido tan solo del 8.8%.

Obviamente, estamos viendo ya los primeros resultados de tales despropósitos: el batacazo en la primera subasta de deuda tras los Presupuestos. El Tesoro solo es capaz de colocar casi el mínimo de bonos y obligaciones previstos (2589 millones frente al mínimo previsto de 2500 millones) y además se ve obligado a subir el interés (repunta hasta el 28%). La prima de riesgo se dispara y se acerca a los 400 puntos.

-- * --

Estos son los recortes al detalle:

Según el Gobierno, habrá un ajuste de 27.300 millones, Mediante un recorte medio del 16,9% en el gasto de los ministerios, la eliminación de las deducciones fiscales a las grandes empresas y de una polémica amnistía fiscal parcial a cambio del 10% de lo no declarado.

Este martes, han sido presentadas en el Congreso la totalidad de las cuentas públicas para su tramitación. Ahora se abre un periodo de negociación y enmiendas aunque el Ejecutivo tiene garantizada su aprobación al estar respaldado por la mayoría del PP en las Cortes.

Deuda

España pagará 28.876 millones de euros en intereses de la deuda pública, un gasto superior a los 27.300 millones de euros de ajuste fiscal que reducirá vía recortes e ingresos para bajar el déficit al 5,3% del Producto Interior Bruto (PIB).

El endeudamiento se ha elevado del 68,5% al 79,9% del PIB, cuando el límite establecido por el Pacto de Estabilidad es del 60%, aunque aún se mantiene la diferencia frente al 90% de media de la Unión Europea.

Impuestos

En el capítulo fiscal, el Gobierno también ha aprobado una amnistía fiscal para recaudar 2.500 millones de euros. El mecanismo permitirá aflorar rentas ocultas con un gravamen del 10%.

Las cuentas contemplan una reducción de las bonificaciones fiscales del 5,6%, por lo que las deducciones fiscales aplicadas a todos los impuestos bajarán de 40.363 a 38.102 millones de euros.

Pensiones y desempleo

El Gobierno prevé 5,6 millones de parados tras la destrucción de 630.000 empleos. La economía se contraerá un 1,7% y la remuneración por asalariado subirá apenas un 0,2%.

El pago de las pensiones aglutinará 37,1 euros de cada cien de los presupuestos, mientras que el desembolso en prestaciones por desempleo se llevará 9,2 euros, sumando ambos casi la mitad del presupuesto total para el Estado en 2012.

Los créditos para la política de desempleo descenderán un 5,5 % hasta los 28.805,05 millones de euros, de los que la mayor parte -28.503,12 millones- son para el pago de prestaciones y el resto para el funcionamiento del sistema. El presupuesto para la política de pensiones para este año asciende, según el proyecto de Presupuestos, a 115.825,93 millones de euros un 3,2 % más que hace un año.

Investigación e infraestructuras

La I+D se ha llevado una de las peores partes en el reparto. La aportación no llegará a los 6.400 millones, un 25% menos. Y si se compara con la partida dedicada en el año 2009 (que fue de 9.662 millones de euros), el gasto para este ejercicio se queda en casi un 35% menos que hace sólo tres años.

Hachazo a las infraestructuras: Se reduce un 33% la inversión en ferrocarril y un 23% en aeropuertos. Suben las tasas aeroportuarias un 10%.

Gobierno, instituciones y partidos

El recorte medio del 16,9% en el gasto de los ministerios. El ministerio que más 'sufren' es Asuntos Exteriores y Cooperación (54,4%) y también lo hacen por encima de la media Hacienda, Fomento, Educación, Industria, Agricultura y Economía. Los menos afectados son Presidencia (3,8%) e Interior (4,3%).

Mariano Rajoy y los miembros del Gobierno se congelan el sueldo.

Un total de 206,6 millones se destinarán a la actividad legislativa: 86,9 al Congreso y 53,2 al Senado.

El presupuesto de la Casa Real baja un 2%, hasta 8,26 millones.

El dinero para altos cargos cae un 6,7%, pero sube un 3,7% el de bonus al rendimiento.

La partida para financiar a los partidos políticos adelgaza un 12,7%.

Comunidades autónomas

Las transferencias del Estado a las comunidades autónomas aumentan un 9,7%, hasta alcanzar los 27.734 millones de euros. Asimismo, las destinadas a entidades locales suman 15.315 millones de euros, un 7,6% más. Sin embargo, las inversiones estatales en las autonomías se reducen un 25%, de 20.639 a 15.531 millones.

Andalucía y Cataluña, las regiones más pobladas, encabezan las críticas contra los presupuestos. La primera recibirá un 14,6% de la inversión global frente al 17,8% que establece su Estatuto según el criterio de habitantes. La segunda, dicen que no incluyen el pago de las deudas pendientes con la comunidad.

El Gobierno deja a cero la partida destinada a cumplir con los estatutos de autonomía, que el último año, por ejemplo, fue de 1.000 millones para asegurar que se cumplían los estatutos al no ser nunca suficientes las inversiones previstas del Estado cada año en las infraestructuras en esas comunidades.

Educación

El recorte ya conocido del 21,9% se manifestará principalmente en universidades, tecnología y formación docente.

Un 11% menos para becas y se reclama en el rendimiento de los becarios

Cae a la mitad las cuantías para universidades y para tecnología

La formación permanente del profesorado pierde casi todos los fondos

Políticas sociales

En política social hay un recorte del 15,7%. Las partidas que más se reducen son las destinadas a Inmigración (54,8%), Familia e Infancia (42,6%), Mayores (38,6%), Emigrantes (23,1%) y violencia de género (21,3%).

La partida para la Ley de Dependencia será finalmente de 1.407 millones, lo que significa una disminución de 91 millones con respecto a lo presupuestado el año anterior, un 13,7%.

El dinero para prevenir la violencia de género baja un 21,3%.

Sanidad

El Gobierno destinará 3.974 millones de euros a la política de Sanidad, 289 millones menos que en el ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 6,8%.

Afectará sobre todo a las políticas de salud y ordenación profesional, la partida que más reduce su presupuesto (un 75% menos), seguida de la destinada a políticas de salud pública, sanidad exterior y calidad (un 45% menos).

Cooperación

El 'tijeretazo' en este campo es uno de los más notables, al reducirse en un 65,4% el presupuesto de ayuda al desarrollo.

Cultura

La política cultural recibirá este año 937,40 millones, un 15,1% menos que en 2011.

Las ayudas al cine se fijan en 49 millones frente a los 76 del año anterior.

Defensa

El ministerio deja sin presupuesto para 2012 al grueso de programas especiales de modernización de armamento. Pierde un 97,6%: de 204,53 millones de euros a 4,95 millones de euros. Sólo se mantiene tres proyectos.

Disminuye en 2.000 el límite máximo de miembros de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas, que queda fijado en 81.000.