lunes, 16 de abril de 2012



Los inversores vuelven a cebarse con la prima de riesgo de España. El diferencial del bono español está en 440.

Las reglas básicas de economía indican que cuando se dispara el desempleo hay que corregir:
a.- bajando impuestos.
b.- facilitando el flujo de capital a empresas y bajando intereses
c.- creando inversiones estatales (obra pública)
d.- devaluando la moneda.

Queda claro que desde que estamos en la UE no podemos tocar el punto b y d. En cuanto al punto a y c la propia UE nos está obligando a hacer lo contrario a lo sensato.

El Equipo Económico del Gobierno, con el Sr. Rajoy a la cabeza, ¿es consciente de que las reformas emprendidas no sirven más que para hundir más a España? Porque nadie se va a creer que un país se puede recuperar de una crisis económica sin que se mueva un solo euro, donde lejos de fomentar el consumo, sus medidas solo han hecho que la gente maneje menos dinero, que la economía del día a día vaya camino de la debacle y claro, ¿Cómo se van a fiar y a creer que vamos a crecer con este panorama?

El PP tiene ahora, que es gobierno, lo que sembró estando en la oposición, lo malo es que lo pagamos todos sobre todo la gente más necesitada, al final cuando hay miseria no son precisamente los miserables los que lo pasan mal.
No se cansaban de ir por ahí clamando a los cuatro vientos lo mal que estaba España, que no éramos serios, que no éramos solventes, y eso lo ratificaba el ex presidente Aznar cada vez que abría la boca dentro y fuera del país.
Para está gente del PP todo valía con tal de coger el poder, no les importaba la mala imagen que estaban dando del país, ni las consecuencias nefastas, la desconfianza que iban sembrando en los inversores.

Antes todo era culpa de Zapatero. ¿Ahora a quien echamos la culpa? Pobre país de incultos e ignorantes.

No nos engañemos, la crisis no es responsabilidad del gobierno español, podemos decir que Zapatero no la gestiono correctamente, pero no podemos decir que su política originara ésta crisis. No creo que los socialistas sean responsables de la quiebra de Islandia, del rescate de Portugal, Grecia o Irlanda. Y de la misma manera poco o nada tienen que hacer los actuales gobernantes más que seguir las directrices de la UE. Es Europa quién manda, y es Europa quién nos va a llevar a la quiebra. Y Europa es Alemania… Yo no invertiría en un país abocado a una recesión descomunal fruto de unos recortes jamás vistos. No creo que nadie con 2 dedos de frente invirtiera en un país así. No hay salida a ésta crisis que no pase por invertir en el crecimiento de la economía. Sin crecimiento no hay confianza. EEUU es un buen ejemplo de esto.

Confío en Rajoy... Vamos, que confío en que se vaya pronto. Llegó con la promesa de la confianza. Acusaba a Zapatero cuando la prima de riesgo estaba en 300 de que no generaba confianza, y que por eso los mercados nos castigaban. Confianza... Yo solo sé que, en solo 3 meses (ya 4), España ha caído enormemente: despido más barato, más impuestos, más paro, menos educación, menos sanidad, menos libertades, más prima de riesgo, menos bolsa... Y menos confianza, desde luego. Este gobierno, que fue aupado al poder por una masa enfervorizada que se creyó sus falsas promesas, este partido de los trabajadores (Cospedal dixit), este partido que en boca de González Pons dijo que crearía 3.5 millones de empleos, este partido que decía que la crisis española se debía a ZP (y ahora dice que es internacional)... Este partido, señores y señoras, nos está llevando al desastre. ¡Es que han empeorado todos los parámetros brutalmente en 100 días!

Escenario: Un cuarto en semipenumbras, un reloj en la pared marca las cuatro de la mañana. Varios monitores de ordenadores con indicadores económicos encendidos alrededor de una cama donde una mujer duerme de espaldas a Rajoy. Los monitores muestran flechas que caen en picado: empleo, ventas de vivienda, venta de coches, ingresos por IRPF. Sólo un indicador sube, el de la prima de riesgo. Rajoy, con los ojos desmesurados por no haber dormido durante toda la noche, la boca más caída aún, piensa: "Ya entiendo por qué el cabrón de Zapatero me ayudó a ganar las elecciones".

No hay comentarios: