martes, 17 de abril de 2012



El obispo de Alcalá financia el piso de un cura pederasta.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) han presentado ante la Fiscalía de Madrid una denuncia contra el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, por homofobia.

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, el mismo que aprovechó la misa de viernes santo para recriminar en TVE el aborto y a los gays, consiente que la diócesis que preside y que dispensa manuales para curar la homosexualidad, que asegura conduce al infierno, financie la vivienda de un cura condenado por abusar sexualmente de una niña durante casi una década.

Se trata de José Martín de la Peña, para quien la Audiencia Provincial de Madrid dictó una pena de 10 años de prisión y ocho de inhabilitación, ratificada en 2005 por el Tribunal Supremo, y que actualmente continúa cumpliendo la sentencia en régimen abierto.

Los hechos se remontan a 1978, cuando De la Peña trabajaba en el Tribunal Eclesiástico de la calle Pasa en Madrid y, tras ayudar a la madre de la niña de la que luego abusaría con los trámites para la nulidad matrimonial, se trasladó a la vivienda de la mujer, alquilando una habitación por la que pagaba 40.000 pesetas al mes con las que ayudaba en la economía de la familia, con la que había surgido una relación de amistad.
Entonces la niña tenía 4 años y hasta que cumplió los 13 las violaciones se acompañaron de intimidaciones -le decía que la arrojaría al Metro o en medio de la calzada- para evitar que le delatara. Lo hizo en 1997, cuando con 18 años ya había denunciado al clérigo por las intimidaciones que enviaba con frecuencia a la familia y por las que también había sido condenado.

El sacerdote, que nunca reconoció los hechos alegando que la joven era una psicótica y su madre estaba enamora de él, obtuvo el tercer grado en 2010 y, desde ese momento, la diócesis de Alcalá, con Reig Plà al frente, le cedió un hogar en los que puede residir en los periodos que sale de prisión.
La Iglesia reacciona; TVE no. Tras las polémicas palabras hacia los gays en la misa de viernes santo del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, el cardenal-arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez-Sistach, se ha desmarcado de las mismas. En una entrevista a la emisora Catalunya Informació recogida por Efe, Martínez-Sistach ha puntualizado que “son personas como las otras y merecen todo la dignidad y el respeto”.

En la jornada de ayer también continuó el goteo de condenas a las declaraciones del obispo de Alcalá de Henares en la televisión pública. Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) calificaron las declaraciones del obispo de “vergonzosas, humillantes, mentirosas y peligrosas”.

La polémica fue también criticada a través de las redes sociales. El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares utilizó su cuenta de Twitter para afirmar que Reig Plà se valió de la televisión pública para mostrar “la cara más reaccionaria e intolerante de la Iglesia”. Por su parte, el secretario general del Grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina, ironizó refiriéndose a la “insuperable disertación del obispo de Alcalá sobre... la Edad Media”.

El colectivo gay, que ha lamentado la emisión de estas declaraciones, ha demandado la retirada del vídeo de la misa, que sigue colgado en la página web de Televisión Española.

No hay comentarios: