sábado, 16 de junio de 2012

ESCANDALO EN EL CALCIO



Desde que en el 2007 Michel Platini llegó a la presidencia de la UEFA, siempre se ha preocupado de evitar los posibles amaños o las irregularidades que se pudiesen dar en el mundo del fútbol. La situación que vive actualmente el fútbol italiano se ha convertido en una preocupación total para Platini. Veía a las apuestas como la gran amenaza y sus augurios se están cumpliendo. Italia, pese a que el presidente de UEFA apuntaba hacia países del Este, Grecia y Turquía, se ha convertido en la gran amenaza. 

Italia es presa de toda la polémica que le rodea. A lo largo de las últimas semanas, saltaban a la luz el supuesto amaño de partidos y las numerosas y supuestas apuestas ilegales de muchos jugadores. Entre los señalados, el capitán de la selección italiana, Gianluigi Buffon, Stefano Mauri, el capitán de la Lazio, Cristiano Doni, jugador del Atalanta y equipos como el propio Atalanta o el Novara.

El seleccionador italiano, Cesare Prandelli ya se ha pronunciado: "No participar en la Eurocopa no será un problema". El primer ministro de Italia, Mario Monti, lo hizo durante esta semana apostando por la idea de "suspender el Calcio dos o tres años para evitar escándalos". Para Tomassi, exjugador del Levante, y ahora presidente del sindicato, el seleccionador ha hecho un flaco favor al fútbol italiano con lo dicho, pese a reconocer la delicada situación por la que está atravesando. 

En Italia está prohibido que cualquier jugador federado apueste, pero parece que Buffon, Mauri o Doni han mirado hacia otro lado y podrían estar implicados en una posible trama de apuestas deportivas. El primero de ellos, el capitán de la selección italiana, está bajo sospecha después de haber realizado movimientos de dinero que podrían haber sido destinadas a este tipo de apuestas. Al parecer, el jugador es muy aficionado al juego y se le relaciona por haber extendido cheques por un valor total de 1,5 millones de euros durante el año pasado, con destino al titular del estanco para que lo destinara a apostar en eventos deportivos. Por el momento, siguen investigando al portero de la Juventus aunque no por la vía penal, sino que es la Fiscalía de Turín la que se está encargando de llevar a cabo todo el proceso.

El caso de Mauri es parecido. En un principio, el capitán de la Lazio aseguró que no había realizado ninguna apuesta, ahora ya ha cambiado su discurso afirmando que había sido en baloncesto. En Italia, el baloncesto es un deporte minoritario y no se contempla la posibilidad de realizar apuestas de este calibre. El caso de Doni ya está más avanzado y el jugador de la Atalanta ha sido castigado con una sanción de dos años.

Al Atalanta ya le han quitado dos puntos y a otros como al Novara y al Pescara, 6 y 2 respectivamente. A día de hoy, continúan las investigaciones sobre Antonio Conte, técnico de la 'Juve',  y Domenico Criscito, jugador del Zenit que se ha caído de la convocatoria para la Eurocopa por este motivo.

El mismo Prandelli ha afirmado que "si dijeran que por el bien del 'calcio' la selección italiana no tiene que participar en la Eurocopa no sería un problema". Además, el seleccionador italiano aseguró que "no irán al Europeo aquellos jugadores que resulten implicados en la investigación".

El escándalo de las apuestas está afectando la tranquilidad de la selección italiana debido a las continuas noticias sobre la supuesta implicación de jugadores en el caso del amaño de partidos. Ayer mismo, el nerviosismo quedó patente sobre el terreno de juego al caer derrotado por 0-3 ante Rusia.