sábado, 16 de junio de 2012

NUEVO CONFLICTO EN EL FUTBOL ESPAÑOL (II)


MEDIAPRO PODRÍA QUEDARSE FUERA DE LOS ESTADIOS


La LFP podría llegar a vetar la entrada de Mediapro a los estadios de Primera División si siguiera sin abonar a la Real lo que le corresponde por el contrato televisivo firmado.

El club txuri urdin logró un importante apoyo (13 votos de 20 emitidos) en la última Junta de División de la Liga de Fútbol Profesional, que tuvo lugar el pasado martes, cuando propuso tomar medidas contra la plataforma televisiva si seguía con la misma actitud de depositar en el juzgado los pagos que debían ir directamente a la Real.

Entre todas esas medidas que se contemplan, la más contundente es la de impedir a Mediapro acceder con sus cámaras para retransmitir los partidos de los clubs cuyos derechos ostenta.

Aún no se tomó la decisión de impedirle acceder a los campos a la operadora, pero esta podría llegar en una futura Junta de División, puesto que lo que sí se dejó claro antes de votar a favor o en contra de tomar medidas, es que una de ellas podría ser la del veto.

De hecho, en el club txuri urdin entienden que habrían recibido un respaldo mucho más amplio que el 13-7 si no se hubiera introducido el veto como una de las posibles represalias.

No hay una fecha fijada para la próxima reunión de la Junta de División y, pese a que el próximo 22 de junio hay una Asamblea de la Liga de Fútbol Profesional, en el orden del día de la misma no se contempla el acuerdo sobre las medidas a tomar contra Mediapro. Este asunto deberá tratarse en el marco de la propio Junta de División.

8,5 millones

En este momento, Mediapro tiene retenidos en los juzgados 8,5 millones de euros que corresponden a la Real Sociedad. Tenía 6,8 cuando la jueza hizo pública la sentencia que obligaba a que ese dinero fuera abonado a la Real, pero, desde entonces, Mediapro ha depositado otros 1,7 millones en el ente judicial.

Ayer, Jaume Roures, administrador único de Mediapro, publicó en Noticias de Gipuzkoa una carta al director en la que dice que "no es cierto que Mediapro deba ni 13 millones de euros ni cantidad alguna" a la Real porque entiende que ese dinero está abonado y depositado en el juzgado. Esa postura choca con la sentencia de la propia jueza cuando obligó a la empresa televisiva a desbloquear el dinero, ya que en la misma, la magistrada decía que Mediapro empleaba "artificios" para no pagar.