jueves, 19 de julio de 2012

EL HUFFINGTON POST



Nace 'El Huffington Post' español: visita forzosa para el internauta

Ha nacido la edición española de 'The Huffington Post', un diario digital que va a combinar información con opinión, ésta última de la mano de 'blogueros', y que llega a España mediante una alianza entre el grupo AOL, sus dueños originales, y el Grupo Prisa.

"El Huffington Post" español tiene una redacción de ocho periodistas, incluida su directora, la periodista de la SER Montserrat Domínguez. Se trata de una versión en lengua española del popular portal estadounidense de noticias y opinión creado en 2005 por Arianna Huffington y Kenneth Lerer, y que en enero de 2012 alcanzó los 37 millones de usuarios únicos cada mes. Montserrat Domínguez ha dirigido, hasta ahora, el programa líder de la radio del fin de semana “A vivir que son dos días” que emite la Cadena SER.

Como ya anunció su directora, Huffington Post no pagará a sus blogueros: “En Huffington Post no entendemos el blog como un trabajo”, ha dicho la periodista. La polémica esta servida. 

Según los primeros datos, la versión española del diario digital "Huffington Post", estrenada el pasado 7 de junio, ya cuenta con 1,2 millones de usuarios únicos y un balance publicitario positivo.

A la hora de analizar este nuevo medio de comunicación digital en el panorama español, surgen una serie de interrogantes. 

La primera cuestión a plantearse es sobre la existencia de un mercado para el nuevo producto y sobre con quién puede pretender competir El Huffington Post. El mercado existe, es el mercado de los que viven de la publicidad de internet. Otra cosa es la parte de ese dinero de la publicad que se pueda llevar. El Huffington Post trata de ser algo distinto de los medios tradicionales. Trata de ser algo nuevo, separado. No compite directamente con medios más convencionales.

La segunda cuestión, y no menos importante, es la valoración del modelo. La apuesta por un modelo de colaboradores-blogueros que no cobran por publicar ha hecho que El Huffington Post, que copia el producto 'madre' estadounidense, haya recibido fuertes críticas por este motivo. Mientras los colaboradores estén de acuerdo, a mí me parece bien. Ha habido mucho jaleo, sobre todo entre periodistas, por ese tema; pero tendrán que acostumbrarse. Si hay gente que está dispuesto a hacer tu trabajo sin cobrar, tendrás que ver qué ofreces para que merezca la pena pagarte por ello.

Por último, queda valorar las posibilidades que tiene de funcionar con éxito El Huffington Post. Ahora mismo no están las cosas para muchos lujos; pero si alguien puede ser rentable, precisamente es un medio que tiene una estructura de costes muy reducida. El camino va a ser difícil. Puede funcionar en términos de tráfico, pero en el mercado español dudo bastante más que funcione en cuanto a rentabilidad.

No hay comentarios: