viernes, 31 de agosto de 2012

LANCE ARMSTRONG ES UN CAMPEON. ¿PORQUE HAN IDO A POR ÉL?




Me da igual si se ha dopado o no. Yo sigo admirando a Armstrong.

Admiro a un hombre capaz de levantarse después de sufrir cáncer, admiro a cualquier valiente que vence a esa terrible enfermedad. Y lo de Armstrong es un ejemplo de voluntad, sacrificio y fortaleza física, pero sobre todo de poder mental.

El mérito de su curación no fue solo de los médicos. El 50 por ciento lo hace la actitud del paciente. Si no pone de su parte, sino es optimista, si abandona y baja los brazos os aseguro que está muerto.

Así de duro es esto del cáncer. La quimioterapia acaba con “lo bueno y lo malo”, es lo que suelen decir los doctores, pero lo peor es que influye en el estado de ánimo.

Armstrong cuenta en sus memorias  como después de las sesiones, aunque depende de cada persona, estaba 24 horas vomitando.

El “veneno” te deja, perdón por la expresión, hecho mierda. Los efectos secundarios a medida que pasan los días son terribles. Pérdida de pelo, de peso, ojeras… No puedes tomar el sol, te duelen las piernas…  Es una de las etapas más difíciles. Supongo que es peor que subir el Tourmalet. Todo cuesta un esfuerzo sobrehumano, incluso levantarte cada día de la cama.

Y por eso siempre rendiré pleitesía a este deportista. Cáncer en un testículo, puedes pensar que casi todos son curables, pero ¡12 tumores del tamaño de una pelota de golf extendidos por el pulmón y el cerebro! Señores si te dicen eso y no te hundes es porque eres un campeón de la vida.

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo son capaces de aguantar 180 kilómetros, durante 15 días, en pleno verano, con 40 grados? Y se quejan los del fútbol y por eso la LFP pone los horarios a las 23.00 horas… Simplemente es todo una locura…

La USADA le ha quitado los 7 Tours al de Texas yo le daría la medalla al valiente, imagen de los enfermos, de los que necesitan la referencia de alguien que ha vencido al cáncer y que ha vuelto a competir, que ha pisoteado a la muerte.

A falta de un refrendo de la Unión Ciclista Internacional (UCI), la Federación Francesa de Ciclismo (FFC) solicita que "las plazas dejadas vacantes por la desclasificación de Armstrong no sean redistribuidas, dejando en blanco el palmarés del Tour durante siete años, ya que todos los “posibles” beneficiarios están afectados también por dopaje. Pero a éstos parece que no conviene investigarlos... Una solución que también maneja ASO, organizadora de la ronda. De correr el escalafón, los ganadores serían: Zülle (1999), Ullrich (2000, 2001 y 2003), Beloki (2002), Klöden (2004) y Basso (2005). Los cinco, como he dicho, relacionados con casos de dopaje.

El ex ciclista alemán Jan Ullrich ha sido contundente. No desea los triunfos del Tour de Francia que podrían corresponderle si finalmente las autoridades le retiran los siete triunfos al estadounidense Lance Armstrong:


"Seguro que no me voy a adornar con los méritos de otro. Aquellos años Lance fue simplemente mejor que yo. Lo acepto, tanto entonces como ahora". Todo un caballero, sin duda.



¡VIVA AMSTRONG!

No hay comentarios: