domingo, 19 de agosto de 2012

Persecución de Julian Assange



Persecución de Julian Assange y la prepotencia británica.

Las amenazas conferidas por Gran Bretaña a la inmunidad de la sede diplomática del Ecuador en Londres son peligrosas, irresponsables y de una gravedad alarmante. Muestra cabal de la prepotencia imperial con el que el Gobierno de Cameron desconoce a los países latinoamericanos.
Desde aquí insto a que todos los gobiernos latinoamericanos y organizaciones políticas y sociales manifiesten su repudio a la persecución de Julián Assange y las amenazas de Cameron.
Así mismo, Exijo la reunión urgente de la Unasur en concordancia con lo pedido por el Presidente Correa, para elaborar un pronunciamiento conjunto.
La “Ley de premisas diplomáticas y consulares de 1987, no tiene carácter de norma superior sobre la “Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas” de  1961. Por lo que la amenaza británica es lesiva de los derechos y la dignidad de los pueblos.
Esto no solo tiene que ser repudiado por todos los gobiernos independientes del mundo en desarrollo; sino que deben ser cortadas todas las relaciones comerciales en represalia. Demostrando que el poder ya no es Imperial.
A día de hoy, las acusaciones de violación contra Assange no han logrado ni siquiera definir su culpabilidad. La petición de su extradición a Suecia solo hace alusión a la necesidad de interrogarlo frente a las denuncias que recibió.
Situación está en la que la cancillería ecuatoriana sugirió prestar sus instalaciones para llevar a cabo allí la diligencia. A pesar de la oferta, a la fecha de hoy Julian Assange ha cumplido más de 600 días en territorio ingles en arresto domiciliario.
En este momento el gobierno nacional y los gobiernos del continente, están en la obligación moral de pronunciarse en contra de las temerarias declaraciones del gobierno británico. Si se permite que el gobierno británico viole la inmunidad de la sede diplomática ecuatoriana en Londres, no solamente será Ecuador el afectado, sino en general todo el continente.  Latinoamérica debe luchar para que se distinga la verdad entre la desinformación y la mentira.
-- * --

Los once argumentos de Ecuador que justifican el asilo a Julian Assange
Ecuador ha sustentado su decisión de conceder asilo político a Julian Assange en once argumentos con los que pretende demostrar que el fundador de Wikileaks es víctima de una "persecución política" por haber divulgado miles de documentos clasificados que comprometieron, no sólo los secretos de Estados Unidos, sino de otros países.
En la declaración leída por el ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, se explica que las autoridades consideraron los siguientes aspectos para justificar su decisión:
1.- Que Julian Assange es un profesional de la comunicación galardonado internacionalmente por su lucha a favor de la libertad de expresión, la libertad de prensa y de los derechos humanos en general.
2.- Que el señor Assange compartió con el público global información documental privilegiada que fue generada por diversas fuentes, y que afectó a funcionarios, países y organizaciones.
3.- Que existen serios indicios de retaliación por parte del país o los países que produjeron la información divulgada por el señor Assange, represalia que puede poner en riesgo su seguridad, integridad, e incluso su vida.
4.- Que, a pesar de las gestiones diplomáticas realizadas por el Estado ecuatoriano, los países de los cuales se han requerido garantías suficientes para proteger la seguridad y la vida del señor Assange, se han negado a facilitarlas.
5.- Que, existe la certeza de las autoridades ecuatorianas de que es factible la extradición del señor Assange a un tercer país fuera de la Unión Europea sin las debidas garantías para su seguridad e integridad personal.
6.- Que la evidencia jurídica muestra claramente que, de darse una extradición a los Estados Unidos de América, el señor Assange no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares, y no es inverosímil que se le aplique un trato cruel y degradante, y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos.
7.- Que, si bien el señor Assange debe responder por la investigación abierta en Suecia, el Ecuador está consciente que la fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria que impidió al señor Assange el total ejercicio del legítimo derecho a la defensa.
8.- Que el Ecuador está convencido de que se han menoscabado los derechos procesales del señor Assange durante dicha investigación;
9.- Que el Ecuador ha constatado que el señor Assange se encuentra sin la debida protección y auxilio que debía recibir de parte del Estado del cual es ciudadano.
10.- Que, al tenor de varias declaraciones públicas y comunicaciones diplomáticas realizadas por funcionarios de Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos de América, se infiere que- dichos gobiernos no respetarían las convenciones y tratados internacionales, y darían prioridad a leyes internas de jerarquía secundaria, contraviniendo normas expresas de aplicación universal; y,
11.- Que, si el señor Assange es reducido a prisión preventiva en Suecia (tal y como es costumbre en este país), se iniciaría una cadena de sucesos que impediría que se tomen medidas de protección ulterior para evitar la posible extradición a un tercer país.
--* --

Wikileaks: cronología de la odisea de Assange
En el año 2006, Julian Assange crea la web WikiLeaks.org. En sus primeros años, el sitio publicó información confidencial sobre distintos temas, como la situación económica en Kenia o los correos privadas de la candidata a la vicepresidencia norteamericana, Sarah Palin.
Sin embargo, en abril de 2010, la página de internet divulgó un video sobre la muerte de once iraquíes a manos del Ejército de Estados Unidos en julio de 2007, así como la grabación de un ataque de helicóptero que causó unos 12 muertos en Bagdad, incluidos dos periodistas.
Luego, el 25 julio de 2010, el sitio publicó unos 91.000 documentos que abarcan desde enero de 2004 hasta 2010 en los que se revelan desde muertes de civiles no divulgados hasta la posible colaboración de los servicios secretos de Pakistán con los talibanes. Desde ese momento, el portal comienza a conquistar una importante repercusión pública.
El 18 agosto de 2010, Julian Assange solicita permiso de trabajo y de residencia en Suecia, para poder ejercer como editor responsable del portal en este país. El Partido Pirata sueco le cede sus servidores.
Tres días después, los diarios suecos informan de que Assange tiene dos órdenes de arresto en Suecia, una por presunta violación y otra por supuesta agresión a una mujer. Horas después, la Justicia sueca anuncia, sin embargo, la retirada de la orden de detención por violación al no existir denuncia formal.
Sin embargo, el 25 agosto del mismo año, la Fiscalía sueca anuncia el comienzo de una investigación preliminar contra Assange por acoso, mientras cierra el caso por el que inicialmente era sospechoso de violación. El australiano niega las acusaciones e insinúa que puede tratarse de un montaje para perjudicar a WikiLeaks.
El 1 septiembre, la Fiscalía Superior ordena reabrir la investigación preliminar por sospecha de violación, cerrada la semana anterior por la fiscal jefe, Eva Finné.
El 22 octubre, el portal WikiLeaks provoca un gran impacto mediático al publicar 391.000 documentos del Pentágono sobre la pasividad de EEUU sobre los abusos contra presos en Irak (2004-2009) y eleva a 109.000 el número de muertos iraquíes desde 2003, 70.000 de ellos civiles.
Finalmente, el 18 noviembre, la Corte de Apelación de Estocolmo ordena la orden de captura para Assange y recurre a la Interpol para conseguir su arresto y extradición, con "notificación roja", la de mayor nivel. Su abogado recurre la decisión.
Solo diez días después, el sitio da a conocer gran número de mensajes de la diplomacia norteamericana en todo el mundo y las instrucciones recibidas por estos para que espiasen a políticos y altos funcionarios de la ONU. Se registran ataques contra los servidores suecos. WikiLeaks busca refugio en los servidores de Amazon.
El 1 diciembre, Amazon deniega sus servicios a WikiLeaks sin a dar a conocer sus motivos. Por otro lado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, señala que no hubo una propuesta formal para una invitación al país al fundador de Wikileaks, sino una declaración del vicecanciller a título personal. Agregó que Estados Unidos cometió un grave error al destrozar la confianza de sus países amigos. Correa también señaló que se cometió un error al romper las leyes y filtrar esa información.
El 7 diciembre de 2010, Julian Assange es detenido en el Reino Unido
El 21 abril de 2012, el mandatario ecuatoriano defiende públicamente al fundador de Wikileaks y señala que Assange ha sido calumniado, perseguido y linchado mediáticamente por revelar miles de mensajes que pusieron en jaque a la mayor potencia del mundo a través de Wikileaks.
Casi dos meses después, el 19 junio de 2012, Julian Assange ingresa a la Embajada de Ecuador en Londres y solicita asilo político al gobierno en una carta enviada al presidente Rafael Correa. Argumentó su petición en los temores a ser extraditado a Estados Unidos desde Suecia, donde es reclamado por la justicia por denuncias de supuestos delitos sexuales. También denunció su estado de indefensión por el gobierno de Australia.
 El presidente Rafael Correa afirma el 22 de junio que su Gobierno analiza el pedido de asilo político hecho por el periodista australiano y anticipa que considera extraña la naturaleza de los cargos imputados a éste, a quien calificó de luchador por la libertad de expresión sin límites.
El mandatario explicó que Assange se encuentra bajo protección del Estado ecuatoriano en la misión diplomática de Londres, mientras se realizan conversaciones al más alto nivel para encontrar una solución a su requerimiento.
Ecuador rechaza la pena de muerte, por lo que no podría arriesgar a una persona que ha solicitado asilo, más aún por delitos políticos, a que enfrente esa posibilidad, dijo.
El 15 de agosto de 2012, el gobierno británico rodea con la policía la sede diplomática de Ecuador y amenaza con asaltar el edificio para arrestar a Assange.
A pesar de las amenazas, el gobierno de Ecuador resuelve otorgar el asilo político solicitado por el periodista australiano.
-- * --

Garzón: "Assange está siendo víctima de una persecución"
El ex juez español Baltasar Garzón,  que dirije la defensa y representa al fundador de Wikileaks Julian Assange, dijo este domingo en  Londres que éste se encuentra "fuerte de espíritu" y que ha instruido a sus abogados para que sigan batallando legalmente para proteger la plataforma online de filtraciones.  
Assange siempre "ha defendido la verdad y la justicia y continuará  haciéndolo", dijo Garzón, al tiempo que manifestó el agradecimiento de su defendido al pueblo ecuatoriano y en particular a su  presidente, Rafael Correa, por haberle otorgado asilo.

Ante las versiones que afirman que Assange podría entregarse a  Suecia -país que lo reclama por acusaciones de delitos sexuales- si  le garantizan que no será posteriormente extraditado a Estados Unidos, Garzón subrayó que su representado
 "nunca ha rehuido contestar a las autoridades suecas".  
"Sólo solicita unas garantías mínimas para que eso se pueda  producir. Hasta el día de hoy esas garantías no se han producido", dijo el ex magistrado de la Audiencia Nacional, que subrayó que  Assange "está dispuesto a responder ante la justicia, pero con las  garantías mínimas".  
También insistió en que al haberle concedido asilo Quito, "se ha dado la razón a lo que estamos defendiendo de que hay una persecución, al menos así lo ha reconocido el Estado de Ecuador". "Assange está siendo víctima de una persecución", manifestó.
Por eso, subrayó, Reino Unido debe reconocer este "derecho  fundamental que no puede concluir de otra manera que con la concesión  del salvoconducto" para que viaje a Ecuador.  
Assange le ha pedido a sus abogados proteger la plataforma de filtraciones Wikileaks, que ha revelado numerosos documentos secretos de diversos países, pero sobre todo de Estados Unidos. E impedir que se sigan violentando sus derechos, "tanto económicos como de otro  tipo", dijo Garzón.  
Al ser interrogado acerca de si Assange piensa quedarse esperando  en la embajada ecuatoriana en Londres, donde se encuentra refugiado, Garzón respondió que lo que hará es "continuar demandando sus  derechos, va a luchar legalmente".