martes, 11 de septiembre de 2012

AL JURADO DEL PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DEL DEPORTE 2012, QUE LES DEN….




AL JURADO DEL PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DEL DEPORTE 2012, QUE LES DEN….

Ya hace un tiempo que me vienen dando un poquito de vergüenza propia, no solo el desenlace, sino algunas de las candidaturas a los premios Príncipe de Asturias, al menos en lo que a su parcela deportiva se refiere. Digo vergüenza propia y no ajena porque esos premios los dan en nombre de todos los españoles y mi DNI lo adorna la bandera española en la parte superior izquierda.

Este año no había dudas, el merecidísimo ganador de los Premios Príncipe de Asturias del Deporte, debía de haber sido el Comité Paralímpico, con Teresa Perales a la cabeza y no los ya premiados, con anterioridad Casillas y Xavi.

La figura de TERESA PERALES, nos envuelve con su sonrisa, pese a su tremenda enfermedad discapacitadora, que nos dice que no tenemos derecho a quejarnos, de nuestros infortunios, mientras vemos en estas personas con problemas de movilidad y otras disfunciones orgánicas, un ejemplo de superación que les agiganta como personas.

Pero no … el jurado del premio Príncipe de Asturias del deporte 2012 no lo ve así …

Y no nos lo explicamos. En realidad sí:     EL FUTBOL OPIO DEL PUEBLO

Nos muestran a Iker Casillas y a Xavi Hernández como el mejor modelo a seguir y nos dicen con el premio que en la actualidad no hay otro mejor. Nos dicen, en definitiva, que le dan el premio porque son muy buenos amigos, porque han ganado mucho y porque no se han dado de mamporros en el campo a pesar de haber tenido motivos.
Jamás nadie ha recibido un Príncipe de Asturias tan vacío como este. Premio a la santidad deportiva, premio a la inocencia deportiva.
El Premio Príncipe de Asturias fue creado en nombre del hijo del Rey en un intento de darle cierto prestigio internacional y un mayor reconocimiento. Han querido hacer un nuevo premio Novel pero al final lo único que han conseguido es olor a chero de macho ibérico con cada una de sus decisiones. Es un premio de consumo propio, un acto de consuelo espiritual, un premio de consolación para perdedores españoles a nivel internacional, un paño de lágrimas con la bandera de España bordada en oro, una tabla de salvación para náufragos repudiados, el premio es una resolución de injusticias a la española, una pomada, una tirita para el orgullo patrio, unas trampas al solitario, una película de Berlanga, un recurso de apelación internacional, una canción de Juanito Valderrama, una escena de Alfredo Landa en cateto a babor, un que te den Mister Marshall...

Los investigadores Gregory Winter y Richard A. Lerner están en la vanguardia de las investigaciones sobre el sistema inmunitario. Los avances en la utilización de anticuerpos como herramientas terapéuticas han proporcionado nuevos métodos para prevenir y tratar desórdenes inmunes, enfermedades degenerativas y distintos tipos de tumores. Premio Príncipe de Asturias a la investigación científica y técnica. No me digan que les sorprendería que el señor Winter y el señor Lerner mirasen de reojo o para otro lado o silbasen margarita se llama mi amor cuando pasen Casillas, Iker para los amigos, y Xavi, Xavi para los amigos, a recoger un galardón que supuestamente les sitúa en la misma escala social de reconocimiento.

Pero tampoco es nada nuevo, Alonso lo ganó antes que Schumacher, Arantxa Sánchez Vicario antes que Steffi Graf, La selección Española de Baloncesto antes que la de Estados Unidos y Nadal antes que Federer, que aún ni siquiera lo tiene (pero tampoco va a perder el sueño por tenerlo ji ji).

Resulta evidente que aun manteniendo la cordura en el resto de disciplinas, el Premio Príncipe de Asturias se está devaluando hasta límites ridículos por los caprichos deportivos y patrióticos de unos pocos catetos que hace ya demasiados años merodean nuestras instituciones.

Yo considero que Iker Casillas y Xavi Hernández son dos deportistas y dos chavales admirables y aún lo serían más si rechazasen un premio que solo puede ser digno de entrega el día de los Santos Inocentes. O que hagan la de Woody Allen, que nunca ha recogido un premio Oscar alegando que los lunes por la tarde ensaya con el saxo o el clarinete.

Lo dicho, al jurado de este año del Premio Príncipe de Asturias del Deporte 2012, que les den….

Porque o estaban bebidos desde la víspera, a base de culines de sidra ó estaban “muy ciegos”. 

JOSE PEDRO MONFERRER MONFORT