sábado, 15 de septiembre de 2012

¿LA INOCENCIA DE LOS MUSULMANES Ó GUERREROS DEL DESIERTO?




Ya ha sido Identificado el director de la película antimusulmana que desató los ataques contra la embajada de EE.UU. en Egipto y el consulado de Bengasi (Libia), en el que murieron el embajador y tres estadounidenses.
Se trata, supuestamente, de Sam Bacile, de 56 años, judío israelí-estadounidense residente en California. Se encuentra escondido en su casa.

La película "La Inocencia de los Musulmanes", realizada con actores estadounidenses, caricaturiza al profeta Mahoma y retrata a los musulmanes como gente ignorante e inmoral. El presupuesto fue de 5 millones de dólares, aportado por un centenar de contribuyentes judíos, y contó con 60 actores.
El video fue promocionado por Terry Jones, pastor de una iglesia de Florida en la que fue quemado un Corán, y que provocó en 2011 varios ataques en Afganistán, en los que murieron numerosos civiles y varios funcionarios de las Naciones Unidas.
Sin embargo, empiezan a surgir muchas dudas. Agencias como AP y la revista Atlantic dudan de la existencia de Bacile. E incluso de la misma película. Según estas agencias Sam Bacile no es el nombre real del director. Un hombre llamado Nakoula Bassely Nakoula de 55 años y cristiano copto(1) sería el responsable del trailer de 14 minutos.
Según The New York Times, el sindicato de productores de Hollywood asegura que no existe registro de una película como Inocencia de los musulmanes, y tampoco reconoce a ninguno de los actores que figuran en el trailer.
En los registros de la industria cinematográfica de Estados Unidos sólo existe el rastro de un casting realizado en 2009 de una película titulada Guerreros del desierto, que trataría de las costumbres del Islam.
El diario neoyorquino asegura que ha entrevistado a una de las actrices que ha reconocido que participó en el rodaje de la película. La mujer, que no ha sido identificada, asegura que fue engañada, ya que el rodaje era para una película costumbrista llamada Guerreros del desierto y no como una producción contra el Islam.
La difusión del vídeo ha sido prohibida en Afganistán, Libia y Egipto para evitar el crecimiento de las protestas que desde el martes se han desarrollado en las embajadas y sedes diplomáticas en países con un gran número de habitantes musulmanes.
Debemos condenar enérgicamente las ofensas, las calumnias y las provocaciones injustificadas contra cualquier religión, en este caso contra la musulmana. Debemos rechazar los esfuerzos destinados a denigrar las creencias religiosas de los otros en todas sus formas.
Dicho esto, debemos dejar claro que no hay ninguna justificación para la violencia que tuvo y sigue teniendo lugar en Benghazi y en otras regiones del mundo árabe. Esperemos que las autoridades libias aclaren totalmente esos crímenes odiosos e inaceptables, que identifique a los responsables y los hagan comparecer ante la justicia.
Y hay que recalcar también que la inmensa mayoría de creyentes musulmanes no apoya estas acciones. De hecho, el gobierno libio, que es mayoritariamente musulmán, ha emitido el siguiente comunicado: "presentamos nuestras excusas a Estados Unidos, al pueblo norteamericano y al mundo entero por lo que pasó", "estamos del lado del gobierno norteamericano frente a esos asesinos", “condenamos con rotundidad cualquier ofensa contra el Islam y el profeta (Mahoma), como condenamos y rechazamos con rotundidad el uso de la violencia y el asesinato de inocentes como medio de expresión”. Frases en las que deja clarísimo que el Islam se distancia de estos hechos bestialmente desproporcionados.
Es preocupante ver, que siguen habiendo algunos judíos que desean una guerra a lo grande contra los árabes. Y tratarán de involucrar a cuantos más países mejor siempre que tengan la oportunidad de hacerlo, y desde los EEUU se sienten fuertes para provocar al enemigo.

(1)
La palabra copto hace referencia en la actualidad a los egipcios que profesan las religiones cristianas (en la Iglesia Copta, en la Iglesia Ortodoxa Copta, en la Iglesia Católica Copta y en la Iglesia evangélica copta.)



JOSE PEDRO MONFERRER  MONFORT