miércoles, 24 de agosto de 2016

OTEGI, la fuerza de la PAZ



La paz llegó a Irlanda del Norte cuando los miembros del IRA pudieron presentarse libremente a las elecciones. Jerry Adams se presentó a las elecciones para normalizar el proceso de paz tras el alto el fuego del IRA. Al igual que Otegui, no tenía delitos de sangre y pagó su pena de prisión de forma íntegra.

Y esta semana el gobierno de Colombia y las FARC han llegado a un acuerdo de paz, una de las condiciones del cual es la futura participación política y la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros.

Sin embargo, aquí en España seguimos sin aprender de estas experiencias.

En 2011 ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada como primer paso para la resolución del conflicto. Gracias, sobretodo, a la gran implicación personal del propio Otegui en el proceso de paz y al discreto e encomiable trabajo del presidente del gobierno de la época: Jose Luis Rodríguez Zapatero. Desde entonces no se ha vuelto a producir ningún atentado.

Sin embargo, el gobierno de España sigue sin dar respuesta. Y cosas como el alejamiento de los presos, tratar a EH Bildu y la izquierda abertzale como si fuesen ETA o apartar injustamente a Otegui de la política vasca, cuando él ya pagó por sus delitos, no ayudan en nada a la superación definitiva del tema.

Si lo que decimos es que se pueden defender las ideas en las instituciones, incluido el independentismo, sin usar la violencia, ¿Porque cuando lo intentan hacer en Euskadi se va directamente a por ellos para que no puedan expresarse políticamente? Yo creo que no votaría a Otegi, pero por la normalización del proceso de paz hay que saber actuar. Se están poniendo en peligro demasiadas cosas por intereses políticos, y se siguen utilizando las instituciones del estado contra adversarios políticos al más puro estilo Stalin.

Rajoy tampoco debería poder presentarse para Presidente del Gobierno de España porque es el líder de un grupo político cuyos dirigentes han cometido delitos de organización criminal, asociación ilícita, falsedad contable, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito electoral y delitos contra la Hacienda Pública. No lo digo yo, lo dice el juez De la Mata por el caso de los Pápeles de Bárcenas. Y ahí está el campeón. Con el apoyo de muchos millones de cómplices españoles ...

Yéndonos más atrás, el asesino Martin Villa mandó desde el gobierno "disparar a matar" a los obreros de Vitoria-Gasteiz...y nadie le inhabilitó jamás.

Cada día me quedan menos dudas al respecto: el ínclito Mariano es el político que más ha hecho y más hará, hasta conseguirlo, por la independencia tanto de Euskadi como de Catalunya. ¡Gracias!!!

No hay comentarios: